“Así pasa cuando sucede” y otras frases que El Filósofo de Güémez aportó a la sabiduría popular de México

Protesta de mexicanos en Los Angeles, CaliforniaDerechos de autor de la imagen Getty
Image caption Muchos mexicanos coinciden con las frases de El Filósofo de Güémez.

¿Se puede explicar la vida con obviedades? ¿Tiene sentido decir, por ejemplo: “Todo lo que sube tiene que bajar… A menos que se quede arriba”.

Sí. Al menos eso buscaba El Filósofo de Güémez con sus frases, razonamientos y mensajes divertidos.

Se trata de un personaje creado por el profesor, abogado y escritor Ramón Durón Ruiz, quien falleció esta semana en un accidente vehicular en México y que forman parte de la sabiduría popular de los pueblos rurales de Tamaulipas, pero se han incorporado al lenguaje cotidiano del resto del país.

Algunas nacieron en el siglo XIX y otras se acuñaron después, especialmente en las décadas de los 60 y 70, y fueron recopiladas en libros y columnas periodísticas del profesor Durón.

Image caption Ramón Durón creó a El Filósofo de Güémez.

Pero el autor de la mayoría es el personaje creado por el autor, un viejo campesino “que busca respuestas comprensivas a las preguntas eternas“, y que tuvo “una vida bien vivida y bien bebida”, según sus palabras.

Muchas tienen contexto político (durante la mitad de su vida, el profesor, nacido en Güémez, se dedicó a la política) y otras son simplemente consejos para la vida diaria.

BBC Mundo te presenta 10 de estas frases –con una breve y libre explicación- que pueden significar mucho, poco, o nada, según el momento y la decisión de cada lector:

1. “Se está muriendo mucha gente que no se había muerto antes”

La frase tiene sentido en México, donde tras la guerra contra el narcotráfico del expresidente Felipe Calderón han muerto más de 100.000 personas y existen al menos 30.000 desaparecidos.

2. “Así pasa cuando sucede”

Resignación: no se puede cambiar lY mpleza e ingenioo que ha ocurrido. Aunque también existe la posibilidad de modificar el escenario… a veces.

3. “Andamos como andamos porque somos lo que somos”

No se refiere a la forma de caminar, sino a la apatía de muchos mexicanos ante decisiones que no se comparten de las autoridades, el jefe inmediato, la pareja…

4. “Cuando hay, hay, cuando no hay… No hay”

Los mexicanos que nacieron después de 1970 han vivido en constantes crisis económicas, aunque muchos supieron lo que significa una pensión, servicio médico o seguridad social en el empleo… Para sus padres.

5. “El que tenga burros que los amarre, y el que no, pues no”

Si hay razones para un conflicto hay que seguir adelante, pero si no, ¿tiene sentido continuar el problema?

También se puede referir a quienes pretendan participar sin razón en una discusión o problema ajeno.

6. “En política si las cosas no cambian es que siguen igual”

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption El sistema político mexicano fue cuestionado por el escritor.

Una frase oportuna en tiempo de elecciones, especialmente desde hace un año cuando es frecuente encontrar a candidatos que se asumen independientes pero que militaron en algún partido político.

También puede referirse a que el programa de los distintos gobiernos es muy parecido al de sus antecesores.

7. “El que sabe, sabe. El que no, es el jefe”

La frase se refiere a la costumbre de incorporar a personas sin experiencia en dependencias de gobierno, casi siempre como un favor político.

Los subordinados se encargan de cumplir con las tareas que, se supone, le corresponden a su jefe.

8. “Todo lo que sube tiene que bajar… A menos que se quede arriba”

Una de las reglas de los partidos políticos era que en algún momento a todos los militantes les tocará estar “arriba”, es decir, serán electos diputados, senadores, secretarios en el gabinete presidencial…

Pero hace décadas que no se cumple. Los que han subido no bajan pues heredan la posición a sus favoritos (hijos, parejas, amigos, socios) y no a quienes esperan su momento de escalar a las alturas de la política.

9. “Si no llueve pa’l día último de este mes… ya no llovió este mes”

Es decir: si no se pagan las deudas, salarios o compensaciones atrasadas en el último día del mes… Hay que esperar 30 días para recibirlos.

Hay otro sentido menos negativo: si no se presentaron los problemas esperados en las últimas semanas, entonces pude vivirse un mes tranquilo… O lo que reste.

10. “Dulce licor, amargo tormento. ¿Qué haces afuera? Vente pa´ adentro”

Al final de la jornada, en la sobremesa tras una buena comida, en Navidades, fiestas de cumpleaños o nada más por estar o querer sentirse alegres. ¡Salud!

Image caption El autor de El Filósofo de Güémez murió esta semana.

Tomado de BBCMundo.com | América Latina

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories