‘No somos animales, somos hijos de Dios bautizados’

Ciudad del Vaticano –

“No somos animales, somos hijos de Dios bautizados”, dijo el papa Francisco al portal de noticias religiosas ACI, durante la misa celebrada ayer en la Casa Santa Marta.

Allí hace hincapié en tener la capacidad de avanzar junto al Espíritu Santo y no por el instinto. Asegura el papa que si no realizamos un examen de conciencia en el corazón, no sabremos lo que ocurre en nuestro corazón. “No lo digo yo, lo dice la Biblia, seremos como animales que no comprenden nada y avanzan solo por instinto”.

El santo padre explicó que es importante comprender lo que sucede hoy en el corazón. “Hay dos espíritus, dos modos de pensar, de sentir y actuar: Aquel que me lleva al Espíritu de Dios, y el que me lleva al espíritu del mundo”.

Recalca el papa que “esto sucede en nuestra vida: todos nosotros tenemos dos ‘espíritus’: El espíritu de Dios, que nos lleva a las buenas obras, a la caridad, a la fraternidad, a adorar a Dios, a conocer a Jesús, a hacer muchas buenas obras de caridad, a rezar”. Por otro lado, está “el espíritu del mundo, que nos lleva a la vanidad, al orgullo, a la suficiencia, a las murmuraciones”.

“Nuestro corazón, decía un santo, es como un campo de batalla, un campo de guerra donde luchan estos dos espíritus”. Por lo tanto, “en la vida cristiana se combate para dejar presente al Espíritu de Dios, echar al espíritu de lo mundano”.

Es muy sencillo esto: “Tenemos este gran regalo, que es el Espíritu de Dios, pero somos frágiles, somos pecadores y tenemos también la tentación del espíritu del mundo. En este combate espiritual, en esta guerra del espíritu es necesario e importante que salgamos siempre vencedores como nuestro señor Jesús”, subrayó.

Durante la misa destacó el papa en la lectura de la carta I a los Corintios 2:10-16: “Porque a nosotros nos lo reveló Dios por medio del Espíritu; y el Espíritu todo lo sondea, hasta las profundidades de Dios. Para conocer y expresar nuestras realidades espirituales”. (I)

Frases del papa
I Corintios 2:10-16

El Espíritu de Dios
En efecto, ¿qué hombre conoce lo íntimo del hombre sino el espíritu del hombre que está en él? Del mismo modo, nadie conoce lo íntimo de Dios, sino el Espíritu de Dios. Porque nosotros tenemos la mente de nuestro señor Jesucristo.

Tomado de El Universo – Ecuador

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories