Ataque a candidato Jair Bolsonaro agita la campaña electoral en Brasil

Sao Paulo –

El periodo previo a la elección presidencial en Brasil estaba sumido en el caos ayer luego de un ataque al candidato de ultraderecha Jair Bolsonaro, quien recibió una puñalada que pudo ser letal, pero que ahora puede sumarle importantes votos en los comicios de octubre.

“¡Estoy bien y me estoy recuperando!”, tuiteó el excapitán del Ejército desde la Unidad de Terapia Intensiva del hospital Albert Einstein de Sao Paulo.

       Bolsonaro recibió una puñalada        que le provocó tres perforaciones en el intestino delgado, una lesión grave en el intestino grueso y otra en una vena del abdomen.

La Policía investiga si el autor del ataque, identificado como Adélio Bispo de Oliveira, exmilitante del partido de izquierda PSOL, contó con cómplices.

El atentado sacudió la campaña más polarizada e incierta de las últimas décadas. “Este incidente aumenta las posibilidades electorales de Bolsonaro. Estaba perdiendo votos, de repente se convierte en una víctima casi tan grande como Lula”, dijo el analista Richard Back, de XP Investments.

El ataque podría ayudar a Bolsonaro a reducir el rechazo que este nostálgico de la dictadura militar, con exabruptos racistas, misóginos y homofóbicos genera en amplios sectores sociales, según analistas.

Y reforzar el apoyo de sus incondicionales, que ven en este partidario de la liberalización del porte de armas una figura providencial para gobernar un país con más de 60.000 asesinatos por año.

Sus denuncias contra la corrupción también encontraron eco en millones de brasileños apabullados por la magnitud de la corrupción revelada por la Operación Lava Jato.

Bolsonaro y el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva polarizaban la campaña hasta que el líder de la izquierda, encarcelado por corrupción, fue excluido de la contienda por la justicia electoral.

Este atentado puede redistribuir las cartas. “El ataque podría ayudar a Bolsonaro a superar su alto índice de rechazo”, de más de 40%, afirmó Jimena Blanco, analista de Verisk Maplecroft.

En el video grabado en el hospital, Bolsonaro dijo que sabía que podría ser víctima de un ataque, pero se muestra sorprendido: “Nunca le hice mal a nadie”, declara.

Candidato polémico

En 2014, Bolsonaro le dijo a la diputada de izquierda María do Rosario, que lo acusaba de incentivar las violaciones, que “no merecería ser violada porque es muy mala, muy fea”.

Dos años después, elogió a un torturador de la dictadura.

También hicieron correr tinta sus declaraciones homofóbicas. En 2011, dijo que preferiría que sus hijos “muriesen en un accidente” a que sean homosexuales.

Aunque sus ambiciones presidenciales lo han llevado a suavizar su discurso, una alianza con partidos tradicionales para una segunda vuelta luce poco probable. “Como el electorado está muy fragmentado, con ningún candidato con gran destaque en los sondeos, no sabemos si podrá conseguir los votos de los perdedores de la primera ronda. No es un candidato unificador”, dijo Michael Mohallem, profesor de Derecho de la Fundación Getulio Vargas. (I)

Tomado de El Universo – Ecuador

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories