Incendio en Chone dejó 60 personas en la calle

Chone –

Diez vivienda se consumieron este sábado en un incendio suscitado en la ciudadela La Victoria de Chone, en la vía a Canuto. En total, 60 personas que habitaban allí se quedaron prácticamente en la calle.

Elementos del Cuerpo de Bomberos acudieron con varios vehículos tipo motobomba a sofocar el incendio. Más de 30 elementos lucharon para evitar que las llamas se propaguen a otras casas y, junto a la Policía Nacional, pusieron a buen recaudo a los vecinos debido a que se pensó que todo el vecindario se iría a quemar, pues en este sector las viviendas son de caña y madera

“No lo puedo creer, lo perdí todo”, decía Margarita Anchundia, de 65 años, con lágrimas que rodaban por sus mejillas.

“En mi casita vivíamos desde hace más de 14 años, junto a 5 personas más, fue de un momento a otro que escuchamos los gritos de incendio y lo único que pudimos hacer fue bajar y ponernos a buen recaudo, los bomberos llegaron enseguida pero no pudieron hacer nada, nuestras casitas eran de caña y madera”, acotó Anchundia.

Mientras que Teófilo Rúa, de 75 años, solo atinaba a mirar los escombros de lo que fue su casa. “Vivíamos cuatro personas más en mi casa”. Lo mismo manifestaban Carmen Domínguez, de 30 años, y Norma Vargas, de 78.

La familia Cusme Barre perdió cinco viviendas compuestas por 25 personas.

Una de las afectadas, Angélica Napa, de 60 años, dijo que lo perdió todo, ella vivía con tres hijos, su mamá, abuela, esposo y hermana y ahora se quedaron sin nada porque el fuego lo quemó todo.

Deyton Alcívar, alcalde de Chone, llegó este domingo junto funcionarios municipales al lugar de los afectados. Dijo que se estaba coordinando la ayuda para los damnificados a través de la Secretaría de Gestión de Riesgos, el área social, jefatura política, Mies, Ministerio de Salud y otras entidades.

Pedro Napa, también perdió su vivienda, manifestó, que el incendio se habría producido por algún cortocircuito y como las casitas eran de madera y caña fue presa fácil para el fuego, queremos la ayuda para hacer nuestras casitas, también ropa y comida.

Gina Zambrano Romero, habitante del sitio Pavón de la parroquia Ricaurte, llegó junto a su esposo y dos hijas, con 40 tarrinas con comida. No puedo quedarme sin hacer nada por esta gente que lo ha perdido todo, no pude dormir anoche cuando me enteré de esta tragedia y junto a mi esposo dijimos vamos a dar la mano llevándole una tarrinita de comida y aquí estamos, aunque vivimos a más de 30 kilómetros. (I)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories