Venezuela, el tema del primer día en la ONU

Nueva York –

El presidente de EE.UU., Donald Trump, apretó en la ONU las tuercas contra Venezuela. Dijo que el presidente venezolano puede ser “derrocado muy rápidamente” por militares, anunció nuevas sanciones contra la esposa y colaboradores de Nicolás Maduro.

El gobierno de Maduro “es un régimen que francamente podría ser derrocado muy rápidamente por los militares si los militares deciden hacer eso”, dijo Trump a periodistas en la sede de la ONU.

Poco antes, en su discurso ante la Asamblea General de Naciones Unidas, Trump deploró la “tragedia humana” que vive Venezuela, que hace pocos años era “uno de los países más ricos de la Tierra” y hoy está ‘arruinada’ por el socialismo, que, dijo, condujo “a su pueblo a la abyecta pobreza”.

“Pedimos a las naciones reunidas aquí que se unan a nosotros en el llamado a la restauración de la democracia en Venezuela”, agregó.

En tanto, EE.UU. impuso ayer más sanciones contra allegados del círculo íntimo de Maduro: la primera dama, Cilia Flores; la vicepresidenta, Delcy Rodríguez; el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, y el ministro de Defensa, Vladimir Padrino López.

“No se metan con Cilia. No se metan con la familia. ¡No sean cobardes! (…). Su único delito: ser mi esposa. Como no pueden con Maduro, van contra Cilia. Y tampoco van a poder contra Cilia, porque Cilia es una mujer aguerrida”, respondió Maduro desde Caracas.

Las autoridades estadounidenses también anunciaron acciones contra una red que apoya a un supuesto testaferro del líder chavista Diosdado Cabello en EE.UU. y embargó su avión privado de 20 millones de dólares. Con estas sanciones, todos los activos de esas personas en territorio estadounidense quedan congelados.

Tras su discurso, Trump se burló de los militares venezolanos al recordar que en el atentado con drones salieron corriendo. Comentario criticado por el canciller venezolano, Jorge Arreaza, quien denunció un ‘grosero’ intervencionismo.

El presidente brasileño, Michel Temer, destacó la acogida de las decenas de miles de inmigrantes venezolanos que llegaron a su país “en busca de condiciones dignas de vida”.

Colombia, que recibió más de un millón de inmigrantes venezolanos en los últimos años, impulsa en la ONU la creación de un fondo humanitario de emergencia para hacer frente al éxodo. Por ello, su presidente Iván Duque tenía previsto reunirse con países donantes, instituciones financieras como el Banco Mundial, el BID y la CAF, agencias de la ONU y países receptores de migrantes, para discutir el asunto.

Argentina, Colombia, Perú, Chile y Paraguay confirmaron en el marco de la Asamblea de la ONU que hoy enviarán una carta a la Fiscalía de la Corte Penal Internacional para pedir que se investiguen crímenes de lesa humanidad cometidos por el Gobierno venezolano. (I).

Ayuda monetaria

El vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, afirmó que su país dará $ 48 millones más para asistir a los migrantes venezolanos en países latinoamericanos. Entre los beneficiados con la ayuda, según autoridades del departamento de Estado de EE.UU., está Ecuador, junto con Colombia, Brasil, Perú, Trinidad y Tobago, Costa Rica. De acuerdo con la ONU, 1,9 millones de venezolanos han migrado desde 2015. De ellos el 90% está en países de la región, siendo Colombia el que más ha recibido (entre 850.000 y más de un millón).

Pedimos a las naciones reunidas aquí que se unan a nosotros en el llamado a la restauración de la democracia en Venezuela.
Donald Trump, presidente de EE.UU.

Tomado de El Universo – Ecuador

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories