ONG denuncia desplazamientos forzados de migrantes en Marruecos

Rabat –

Redadas, violencia y desplazamientos forzados de migrantes. Un informe publicado este viernes por el Grupo Antiracista de Acompañamiento y Defensa de Extranjeros e Inmigrantes (Gadem) dibuja un panorama oscuro de los movimientos de los inmigrantes subsaharianos que llevan a cabo las fuerzas de seguridad marroquíes.

Durante una de estas operaciones “realizadas regularmente” en el norte del país, unos 6.500 migrantes, entre ellos 121 menores, 17 bebés y 12 mujeres embarazadas, fueron detenidos entre julio y principios de septiembre, y desplazados a la fuerza, en autobuses hacia el sur del país, según precisó el informe de la organización no gubernamental marroquí.

Con el objetivo de “alejarlos lo más lejos posible de las zonas fronterizas”, los demandantes de asilo, con visas válidas, por ende migrantes regularizados, fueron detenidos y desplazados hacia el sur sobre “la base de su color de piel”,indicó la misma fuente.

“A las personas afectadas no se les presentó ninguna orden de arresto u otro documento oficial que probara que estas operaciones formaban parte de una investigación judicial”, criticó Gadem.

Las autoridades afirman que buscan luchar contra las redes mafiosas de traficantes y afirman que las operaciones de “reinstalación” son realizadas en un marco legal para alejar a los migrantes “de zonas vulnerables”.

La organización Amnistía Internacional denunció el 7 de septiembre una “represión de envergadura” que calificó de “cruel e ilegal” y exhortó al gobierno marroquí a “poner fin a las detenciones discriminatorias”.

Marruecos, que antes era un simple país de tránsito, se ha ido convirtiendo gradualmente en un país de acogida a raíz de una nueva política migratoria adoptada en 2013.

Desde el cierre progresivo de las rutas orientales (Turquía-Grecia) y del centro, a través de Libia, Túnez e Italia, ha aumentado la presión migratoria en Marruecos y las redes de traficantes de personas se han hecho su lugar en el litoral norte del país, según las autoridades marroquíes.

Desde principios de 2018, España registró más de 38.000 llegadas por vía marítima y terrestre, según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM). Las autoridades marroquíes mencionan por su lado, 54.000 intentos por cruzar a Europa que han sido abortados desde enero.

Además, cada vez son más los marroquíes que intentan hacer esta peligrosa travesía. El martes, la Marina Real abrió fuego contra una embarcación rápida que transportaba marroquíes, dejando un muerto y tres heridos. (I)

Tomado de El Universo – Ecuador

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories