César Carrión: ‘Pensé en una nueva vida, pero decidí volver y luchar’

Para el 30 de septiembre de 2010, el coronel César Carrión estaba próximo a ascender a general, había recibido el pase de la Comandancia de Loja a la Dirección del Hospital de la Policía en Quito y estaba de vacaciones, pero sus superiores le ordenaron interrumpirlas para realizar un informe sobre un uniformado que estaba internado.

Su presencia en el hospital ese día fue casi que fortuita, y cambió el rumbo de su carrera y de su vida. Fue entrevistado por CNN y dijo que el presidente Rafael Correa no estaba secuestrado, y fue apresado por siete meses y medio, la mayor parte de ese tiempo en el antiguo Penal García Moreno junto a asesinos, narcotraficantes, violadores, sentenciados, mientras su estatus era de procesado, hasta que lo absolvieron. Su esposa hizo una huelga de hambre de doce días, sus hijos bajaron en calificaciones, él pasó varios meses inactivo, luego fue enviado a la Subdirección de Bienestar Social de la Policía, “en una oficina de cuatro por cuatro metros”. Pero seguía en la carrera por pedido de su familia. En las sabatinas Correa no dejaba de atacarlo, burlándose de que no era doctor en Medicina, era doctor en Jurisprudencia. Ese acoso lo hizo pedir la baja, Correa se la aprobó después de ganar las elecciones del 2013 y el coronel lo denunció en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (sigue en proceso).

Vivió con su familia varios meses en México y Miami. “Pensé en una nueva vida, pero tomé la decisión de regresar y luchar en mi país”.

En el 2014 fue invitado por Guillermo Lasso a candidatizarse para asambleísta por CREO, es su oportunidad de llegar a las autoridades con mayor facilidad y pedir justicia para los uniformados que aún están detenidos por el 30-S. Aún no decide si seguirá o no en política luego del 2021 cuando termine su periodo.(I)

Yo fui invitado, no busqué la política y ese escenario me llevó a la Asamblea… Una oportunidad para exigir a los administradores de justicia y al presidente que los perseguidos sean puestos en libertad”.
César Carrión,
exdirector del Hospital de la Policía

Tomado de El Universo – Ecuador

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories