Fidel Araujo: ‘Era rechazado por la sociedad por esa idolatría a Correa’

El mayor Fidel Araujo estuvo presente en el Regimiento Quito el 30-S, fue acusado por el expresidente Rafael Correa de haber intentado mandarlo a matar y de haber incitado a la Policía a sublevarse.

A los dos días de las declaraciones de Correa, Araujo ya estaba encarcelado.

“Eso le cambia la vida totalmente a una persona inocente, seguida por todo el poder que tenía el expresidente Correa, la idolatría y credibilidad que tenía… yo era un tipo totalmente rechazado coyunturalmente por la sociedad”, señala el mayor Araujo.

Su historia tras el 30-S se resume en seis meses de cárcel y “persecución” durante seis años por el supuesto intento de magnicidio e incitación a la rebelión, porque salió libre, pero apelaron, se dilató el proceso y le impusieron medidas sustitutivas. Hasta que recibe el indulto del mismo Correa, sin haber pedido perdón y tras una detención de ocho horas.

En ese lapso, Araujo fue impedido de salir del país por cinco años, como parte de las medidas sustitutivas aplicadas tras su primera detención y no pudo ver a sus hijas que estudiaban en el extranjero. Las vio solo una vez, cuando ellas regresaron de visita.

Luego de salir de la cárcel, al poco tiempo, su madre, en ese entonces de 74 años, fue diagnosticada con cáncer. Araujo considera que esto fue una secuela de los años que ella pasó en la Fiscalía y otras entidades de justicia, siguiendo su proceso para que finalmente quede libre y califica a esta como una batalla más que fue superada.

Ahora Araujo prepara el lanzamiento de su libro para abril del próximo año. Allí relata tres acontecimientos relevantes para su vida: la guerra del Cenepa, el poder como asesor de Paco Moncayo en la posguerra y de Lucio Gutiérrez en la Presidencia y, el último, la cárcel tras los sucesos del 30-S.

Araujo se reconoce como opositor de Correa, pero insiste en su inocencia sobre las acusaciones en su contra. (I)

La persecución es muy compleja cuando todo el Estado está encima… Seis meses de cárcel y persecución de seis años. Mi defensa fue caminar las calles, dando la cara (cuando salió libre)…”.
Fidel Araujo,
mayor retirado

Tomado de El Universo – Ecuador

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories