Estados Unidos traslada a niños migrantes a frontera con México

Estados Unidos –

El gobierno del presidente Donald Trump sigue causando polémica con su política de “cero tolerancia” en contra de los inmigrantes indocumentados. Ahora un reportaje del diario The New York Times indica que en las últimas semanas cientos de niños migrantes que estaban detenidos en diferentes centros del país han sido trasladados a un campamento temporal en el estado de Texas.

De acuerdo al rotativo, algunos de los menores fueron despertados a medianoche en sus refugios o casas de acogida para ser llevados a una zona desértica del sur de Texas, llamada El Tornillo, donde están en carpas, en grupos de 20, separados por géneros y duermen alineados en literas, y no reciben clases.

En total, en el lugar hay unos 1.600 niños hasta el momento.

El Gobierno de Estados Unidos tiene dificultades para tener a los niños migrantes detenidos, pues la cifra se ha multiplicado por cinco desde el año pasado, y ahora son más de 13.000. Además, el tiempo que pasan en custodia también se ha multiplicado: de 34 a 59 días.

Por ello, los refugios ya están a alrededor del 90 % de su capacidad y las autoridades tratan de reacomodarlos. Otra razón, según defensores de migrantes, es que en El Tornillo no hay regulaciones como en los lugares donde hay otros refugios, por ejemplo, la obligación de clases formales a los infantes.

Francisco Portillo, director de la organización proinmigrantes Francisco Morazán, dijo a NTN24 que los menores están pasando algo doloroso y traumático, especialmente por las condiciones humanas en las que son trasladados. Además de que las autoridades deben seguir tratando de hallar a los padres de estos niños.

En tanto, Evelyn Stauffer, vocera del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU., indicó a The New York Times que la cantidad de familias y niños detenidos son una muestra del problema migratorio del país.

La mayoría de los niños detenidos cruzaron solos la frontera desde México.

No estaban preparados para el plan de ‘cero tolerancia’

Las autoridades de inmigración no estaban preparadas para enfrentar las consecuencias de su política de “cero tolerancia” en la frontera este verano, que resultó en la separación de casi 3.000 niños de sus padres, dijo este lunes la oficina de monitoreo interno del Departamento de Seguridad Nacional.

El informe indicó que un niño fue detenido hasta 25 días en una cárcel de la Patrulla Fronteriza diseñada para arrestos de poca duración. Y la mala comunicación entre funcionarios de inmigración causó que algunos padres separados de sus hijos no supieron cómo encontrar a sus niños. La Patrulla Fronteriza no se aseguró de identificar adecuadamente a menores separados.

Funcionarios de Seguridad Nacional dicen que el informe ilustra las dificultades de aplicar las leyes de inmigración. (I)

Tomado de El Universo – Ecuador

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories