Rayos, truenos y relámpagos: ¿Cuál es su origen?

Basta solo segundos para poder escuchar un trueno y observar un rayo y relámpago. Ocurren en la estación lluviosa de cada región.

Según Vladimir Arreaga, técnico del Instituto de Meteorología e Hidrología (Inamhi), los tres fenómenos se originan de una nube llamada ‘cumulonimbus’, aquella que se presenta con mayor frecuencia en la línea ecuatorial. Este tipo de nubosidad se desarrolla, entre otros factores, por el aire caliente que asciende y crece de forma vertical llegando a alcanzar aproximadamente unos 15 kilómetros en la atmósfera.

Las tormentas eléctricas también surgen por las cargas de partículas, las cuales se dividen en positivas (protones) y negativas (electrones). Esta semana, Celec informó en un comunicado que fuertes descargas eléctricas que se registraron el lunes por la tarde en la zona de la Central Hidroeléctrica Coca Codo Sinclair detonaron, en principio, estos inconvenientes en el sistema de abastecimiento que provee energía a diferentes provincias de Ecuador.

¿Qué es el rayo?

Arreaga indica que cuando hay una fricción entre ambas (positivas y negativas) se produce el rayo. Tiene una potencia entre 1.000 y 10.000 millones de julios de energía, dependiendo de la intensidad de la tormenta. (Los julios de energía es un sistema internacional utilizado para medir energía, trabajo y calor).

El rayo puede ser de nube a nube o de nube a tierra, cuenta el también pronosticador. Explica que en el primer caso (nube a nube) es cuando la descarga de energía se da entre la base negativa y la cima positiva de la nube; mientras que la segunda (nube a tierra) es cuando la tierra tiene cargas positivas y la nube presenta negativas.

Resalta que el aire alrededor de un rayo puede alcanzar hasta 20.000 grados centígrados.

El trueno

Luego de esta descarga, se produce el trueno, aquel ruido que nace de la expansión del aire a su paso por la energía eléctrica. “Es una onda de choque producida por el rayo y la velocidad es mayor a la del sonido, entonces el trueno es como un sonido que viaja a los 340 o 350 metros por segundo”, explica el analista.

El relámpago

A la par sale el relámpago, un efecto luminoso que se emite del rayo. La corriente puede llegar a los 200.000 amperios (unidad de intensidad de corriente eléctrica) o 100 millones de voltios.

¿Puede verse el relámpago y no el rayo, ni escucharse el trueno? De acuerdo a Arreaga, esto sí es posible y ocurre cuando la tormenta es lejana o se produce en la cima de la nube.

“El rayo puede se de nube a nube, de nube a tierra. La tierra tiene carga positivas, mientras que la nube negativa. La fricción es la que produce el rayo, cuando se produce de nube a tierra, pude haber descargar entre nubes, entre la base y cima de la misma. La base negativa y cima positiva.

Lugares

Estos fenómenos tienden a descargar en lugares altos como árboles, tendidos eléctricos, vallas publicitarias, campos abiertos, montañas, edificios, entre otros.

Según el Inamhi, en este mes de octubre, se espera mayor presencia de rayos en las provincias de Pastaza, Orellana y Sucumbíos. 

Por lo general, en los demás meses del año, dependiendo de la estación climática, se visualizan en Pastaza, Orellana, Morona Santiago, Santo Domingo de los Tsáchilas, Los Ríos, Esmeraldas y Pichincha.

Por lo general, en los demás meses del año, dependiendo de la estación climática, se visualizan en Pastaza, Orellana, Morona Santiago, Santo Domingo de los Tsáchilas, Los Ríos, Esmeraldas y Pichincha.

¿Pueden provocar cortes de energía?

Arreaga señala que las tormentas provocan apagones cuando el rayo impacta a un sitio estratégico que suministra el servicio. “Podría afectar a los aparatos. Estos eventos no se pueden prevenir, pero hay pararrayos que se pueden colocar en sitios alejados (lugares abiertos) del que estamos”, sugiere. (I)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories