Tranvía de Cuenca obligará a convertir ciertas calles en peatonales

Cuenca –

Una vez que el tranvía de Cuenca entre en funcionamiento, el estilo de vida de los frentistas que se encuentran en la ruta cambiará.

El acceso a determinadas calles será solo para peatones y se prevé que quienes tengan carros los saquen o metan a sus garajes por turnos.

La ruta del tranvía atraviesa el Centro Histórico de la ciudad de norte a sur y esto implica que el acceso a determinadas calles será exclusivamente a pie.

Las calles que darán preferencia al tranvía son Gran Colombia y Mariscal Lamar. En el caso de Gran Colombia hay dos cruces que serán exclusivos para el tranvía, que son los de Octavio Cordero y Miguel Heredia y el de Miguel Vélez con Coronel Talbot.

En el resto del trayecto, según Jaime Guzmán, director del proyecto, se restringirá el acceso masivo de autos con límites de velocidad moderados que van entre 20 y 50 kilómetros por hora.

Bolívar Torres, quien vive en la calle Gran Colombia desde hace 12 años, asegura que hasta ahora nadie les ha explicado este detalle del proyecto ni por qué se hace peatonal una calle, se abre al tráfico la siguiente y luego nuevamente es peatonal la calle.

Según el trazado, el trayecto abierto a los vehículos es el de las calles Miguel Heredia y Miguel Vélez, sin embargo antes de llegar a la esquina hay una señal de tránsito que impide girar a la izquierda.

Esto es tomado con incertidumbre por Torres porque no hay paso y para cruzar una cuadra (100 metros) deben recorrer tres manzanas, es decir, 800 metros.

Otra calle que se convierte en peatonal parcialmente es Mariscal Lamar, que lleva al tranvía de norte a sur.

Según información oficial, se harán peatonales tres tramos que están comprendidos entre Mariano Cueva y Hermano Miguel y entre Tarqui y Juan Montalvo.

Un último trayecto incluye a la calle Vargas Machuca entre Sangurima y Mariano Cueva, justo donde el tranvía gira a la izquierda para seguir su ruta. Esto es en el sector de la 9 de Octubre, una zona altamente comercial por la presencia de un mercado y decenas de comercios.

Estas limitaciones, según Guzmán, determinarían que algunos frentistas de la ruta tranviaria “tengan que cumplir horarios para ingresar y sacar sus automóviles”.

Según el funcionario, aunque no todas las calles serán peatonales, lo que se plantea desde el plan de movilidad es una restricción masiva de autos.

Las estimaciones efectuadas indican que por día este sistema llevará a 65.000 pasajeros.

Los trabajos del sistema de tranvía se iniciaron en la alcaldía de Paúl Granda y llevan tres años de retraso por diferentes dificultades registradas por diferentes factores.

65 mil pasajeros se estima que recorran el sistema del tranvía. (I)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories