Papa Francisco: Reflexionemos y respetemos al prójimo

Ciudad del Vaticano –

Durante la audiencia general de ayer, el papa Francisco advirtió que el insulto, el desprecio o el sentimiento de odio hacia otra persona, sobre todo si es un hermano, ya es una forma de asesinato, informó el portal aciprensa.com.

En su catequesis, el santo padre siguió reflexionando, como hizo en las anteriores audiencias generales, sobre el Quinto Mandamiento del Decálogo: “No matarás”.

“A los ojos de Dios, la vida humana es preciosa, santa e inviolable. Nadie puede despreciar la vida de los demás o la vida propia. El hombre, de hecho, lleva en sí la imagen de Dios y es objeto de su amor infinito”.

En el Evangelio, Jesús plantea una nueva perspectiva de este mandamiento, comentó el papa. De hecho, Jesús enseña que “delante del tribunal de Dios, incluso la ira contra un hermano es una forma de homicidio”. También el apóstol san Juan dejó escrito: “Quien odie a su propio hermano es un homicida”.

“Y nosotros nos hemos acostumbrado a insultar”, lamentó el papa. “Te viene un insulto como si fuera un respiro. Y Jesús te dice ‘párate’, porque el insulto hace mal. Mata. El desprecio es una forma de matar la dignidad de la persona”.

“Sería bello que esta enseñanza de Jesús entrase en la mente y en el corazón, y cada uno de nosotros dijera: ‘No insultaré nunca más a nadie’. Sería un buen propósito. Jesús dice que, si insultas, si desprecias, si odias, eso es homicidio”. Sin embargo, Jesús “no se detiene en eso, sino que, en esa misma lógica, añade que incluso un insulto puede matar”. En ese contexto, “Jesús incluso invita a interrumpir la ofrenda del sacrificio en el templo si hay alguna ofensa a un hermano en nuestra conciencia, e ir a reconciliarse con él”.

“También nosotros, cuando vamos a misa, debemos tener esta actitud de reconciliación con las personas con las que hayamos tenido problemas. De aquellos de los que hayamos pensado mal, o a los que hemos insultado. Pensemos en la importancia del insulto, la importancia del desprecio, la importancia del odio. Jesús los sitúa en la línea del asesinato”.

“¿Qué es lo que pretende Jesús extendiendo hasta ese punto el ámbito del quinto mandamiento?”, preguntó el pontífice. “El hombre tiene una vida noble, muy sensible, y posee un ‘yo’ recóndito no menos importante de su ser físico”.

El papa finalizó subrayando: “Nadie se puede considerar excluido de esta actitud pensando: ‘Yo estoy bien porque no hago mal a nadie’”. Frente a esa actitud, el santo padre recordó que “un mineral o una planta tienen este tipo de existencia, un hombre no”.(I)

Reflexiones
Audiencia del papa

El amor y la vida
La vida humana necesita amor. ¿Y cuál es el amor auténtico? Es el que Cristo nos mostró, es decir, la misericordia. El amor del que no podemos prescindir es el que perdona, el que acoge a quienes nos han hecho daño.En él, en su amor más fuerte que la muerte, y mediante la potencia del Espíritu que el padre nos da. “No matarás”, significa un llamado al amor.

Tomado de El Universo – Ecuador

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories