Ya son más de 3 mil los migrantes en la caravana hacia Estados Unidos

Guatemala –

La caravana que partió con 160 migrantes el pasado sábado desde Honduras, ya suma más de 3.000 personas a su paso por  Ciudad de Guatemala y se dirige rumbo a la frontera con México.

Mauro Verzzeletti, el sacerdote a cargo de la Casa del Migrante de la capital guatemalteca, dijo que tres millares de personas pasaron la noche en los tres albergues habilitados en la ciudad.

“Esta mañana, a las 4, emprendieron de nuevo el viaje y están llegando más”, agregó.

Los hondureños tienen previsto seguir a pie o con aventones de conductores solidarios los 250 km que separan a Ciudad de Guatemala de la fronteriza Tecún Uman, que une a este país con el estado sureño mexicano de Chiapas.

Sin embargo, la travesía se torna dura, en especial para decenas de niños, pues la lluvia no ha mermado en estos últimos días en la región donde pasaran los inmigrantes.

Muchos portan banderas de Honduras y otros empujan los carritos de sus niños pequeños. Yarelin Pineda,  madre soltera, originaria de Tegucigalpa, dijo que huyó de su país por la falta de empleo y vivienda. Con su hija de 3 años en brazos, agregó que subsistía con la elaboración de tortillas de maíz y lavando ropa de vecinos.

Aquí vamos siempre en la lucha. La misión es entrar en los Estados Unidos. A ver qué dice Dios”. Yarelin Pineda, migrante

“Nos vamos a la frontera”, dijo también decidido Juan Escobar, de 24 años.

La mayoría de los hondureños que forman parte de la caravana salió de sus casas de forma espontánea, con poco más que la ropa que llevaban puesta y las pocas pertenencias que pudieron arrojar rápidamente en una mochila.

En Guatemala,  los residentes les ofrecieron a su paso comida, agua y viajes en camionetas o remolques de camiones.

El éxodo masivo ha provocado la ira del presidente estadounidense, Donald Trump, quien amenazó con cerrar la frontera con México si este país no impide el flujo de migrantes desde América Central.

“Debo, en los términos más firmes, pedir a México que detenga este avance, y si no logra hacerlo, llamaré a los militares y CERRARÉ NUESTRA FRONTERA SUR!”, tuiteó.

La amenaza se produce a menos de tres semanas de las elecciones de medio mandato en las que los republicanos arriesgan a perder la mayoría en el Congreso.

“Veo el ataque liderado por el Partido Demócrata (porque quieren fronteras abiertas y las débiles leyes existentes) contra nuestro país de Guatemala, Honduras y El Salvador, cuyos líderes hacen poco para detener este gran flujo de personas, INCLUYENDO MUCHOS CRIMINALES”, dijo Trump.

Trump ya había advertido a los mandatarios de Honduras, Guatemala y El Salvador de poner fin a la ayuda financiera que Washington les concede, si no detienen la caravana.

Trump dijo asimismo que este tema es mucho más importante para él como presidente que el nuevo Acuerdo entre Estados Unidos, México y Canadá (AMEUC).

Los comentarios se producen también en momentos en que el secretario de Estado Mike Pompeo se apresta a visitar hoy Panamá y México este viernes.

En este contexto, los cancilleres y vicecancilleres de Honduras, Guatemala y El Salvador se reunieron el pasado miércoles en Tegucigalpa para analizar la crisis migratoria, con la participación de un enviado especial del presidente electo de México, Manuel López Obrador.

Washington ha comprometido fondos por 2.600 millones de dólares para las naciones que conforman el Triángulo Norte de Centroamérica -Honduras, Guatemala y El Salvador-, todos ellos fuente de migrantes.

El presidente guatemalteco Jimmy Morales señaló que aunque un acuerdo regional ampara la libre circulación de los centroamericanos en la zona, el ingreso masivo de gente sin registrarse pone al país en una posición difícil porque es imposible saber quiénes son.

México también advierte controles

El gobierno de México, la siguiente parada de los migrantes si logran cruzar Guatemala, dijo en un comunicado que cualquier persona que posea documentos y visa podrá ingresar al país y solicitar el estatus de refugiado.

Las secretarías de Relaciones Exteriores y Gobernación aztecas añadieron que todos los casos deben procesarse individualmente, lo que sugiere que las autoridades no tienen la intención de permitir que los migrantes crucen la frontera en masa sin pasar por los procedimientos de migración. Asimismo indicaron que cualquier persona que ingrese a México de manera ‘irregular’ se enfrenta a la detención y deportación.

México requiere que los hondureños presenten un pasaporte y, en la mayoría de los casos, una visa mexicana, para poder entrar al país. Ninguno de los migrantes con los que habló en el camino llevaba su pasaporte.

Pese a esa advertencia Carlos López, de 27 años, confió en que “en México nos van a dar una visa de trabajo que dura 40 días”.

Luis Arreaga, embajador de Estados Unidos en Guatemala, publicó un mensaje en Twitter dirigido a los migrantes que quieren llegar a suelo estadounidense.

“Si usted trata de entrar a Estados Unidos será detenido y deportado”, dijo Arreaga en español. Y dirigiéndose a los que ya están en viaje agregó “regrese a su país. Su intento de migrar fracasará”.

Pero las amenazas no ha logrados disuadir a los migrantes. “Quiero pedir asilo político (en Estados Unidos) y ayudar a mi familia”, afirmó Henry Tejeda, natural de Puerto Colón, Honduras.

El hombre, que se paró a un lado de una autopista en el departamento guatemalteco de Zacapa para pedir dinero, contó que dejó a su esposa y a sus cuatro hijos atrás y que huye de la pobreza y la violencia descontrolada en su país, que tiene una de las tasas de homicidios más altas del mundo. Su madre fue asesinada hace cuatro años y su hermano también fue baleado.

“Aquí llevo los documentos para probar que no miento”, dijo Tejada. (I)

Tomado de El Universo – Ecuador

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories