Aplicación de la ley en el Valle del Chota se vuelve conflictiva

Ibarra –

Dos meses después de los hechos violentos en Mascarilla, en los que murió un joven, el sector del Valle del Chota vuelve a estar en la mira por obstruir la labor de agentes civiles de tránsito y policías.

El último incidente se reportó la mañana de lunes cuando un agente citó en Ibarra a un conductor de un camión por estar mal estacionado. El chofer y dos acompañantes agredieron al agente y huyeron en el camión, pasando entre los senderos del parque Pedro Moncayo.

La acción del iracundo conductor quedó grabada en videos que circularon por redes sociales y en los que se ve al camión entrar al parque en medio de peatones. No hubo heridos.

Agentes de la empresa pública de movilidad del norte (Movidelnor) persiguieron el camión hasta el Valle del Chota. Intentaron detener al conductor, pero la persecución fue inútil, pues al llegar a la comunidad El Juncal los familiares y pobladores los esperaban y obstruyeron la labor.

Según Édgar López, gerente de Movidelnor, el camión cruzó libremente el control policial de Mascarilla hasta llegar a la comunidad El Juncal. Allí los esperaban en vehículos y motocicletas. “El conductor que huía dio la vuelta y los agentes empezaron a ser perseguidos”, dijo López.

Virginia Torres, abogada de Movidelnor, aseguró que presentará una denuncia en la Fiscalía por lo ocurrido. “Podría ser investigado como delito de ataque y resistencia, porque hay daños en dos motocicletas que son bienes públicos”, señaló la abogada.

En agosto pasado se registraron fuertes incidentes en Mascarilla, luego de que moradores trataron de impedir la detención de un conductor que estaba involucrado en un accidente de tránsito.

El hecho derivó en un enfrentamiento entre la Policía y la comunidad. En medio de la gresca, un joven fue herido con un arma de fuego y murió. Por este hecho hay un proceso.

Marisol Peñafiel, gobernadora de Imbabura, repudió este nuevo hecho registrado el lunes y pidió que se sancione a quien incumple con la ley.

“Todos los ciudadanos tenemos la obligación de cumplir la Ley, el combate a la impunidad demanda que todas las autoridades pongamos todo nuestro esfuerzo”, dijo la gobernadora.

Sobre el caso de Mascarilla, la funcionaria anticipó la comparecencia como acusadores por los atentados suscitados en contra de las instalaciones del cuartel de la Policía Nacional.

La funcionaria recordó que no es la primera vez que los habitantes del Valle del Chota atacan la integridad de uniformados. Recordó que días atrás tres policías fueron rociados con gasolina y casi quemados, al intentar retener una motocicleta que incumplía las normativas.

Los comuneros habrían incendiado la motocicleta y habían atentado contra los uniformados, el 12 de octubre.

“Ante los hechos suscitados en Pimampiro, y ya establecido el tipo penal por parte del fiscal como ataque y resistencia, nuestra postura es plantear a la justicia la reformulación de cargos. Estamos compareciendo como acusadores particulares por tentativa de homicidio”, explicó Peñafiel.

En este caso, los policías fueron agredidos por moradores al intentar hacer que se cumpla con la ley.(I)

Proceso
Pena

Prisión
De judicializarse el caso del conductor iracundo que huyó entre los senderos del parque, el hecho pudiese ser tratado como ataque y resistencia. La pena de prisión iría de seis a dos años.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories