Trincheras en Tiwintza están casi intactas, asegura soldado

Gualaquiza –

Cuando estalló la guerra con Perú, Vinicio Gutama tenía 20 años y apenas seis meses de haberse vinculado a las fuerzas especiales del Ejército.

Estuvo cerca a las unidades de combate en la Amazonía. Por eso, el conflicto y lo que hicieron sus compañeros en el Cenepa marcaron su carrera. Su nexo con ese episodio no quedó en el olvido.

El año pasado, estando en Gualaquiza, Gutama pudo acceder a Tiwintza, donde soldados de Perú y Ecuador realizaban labores de desminado.

Durante unos días de julio, en medio de labores de limpieza, Gutama halló la frase soberana “Ni un paso atrás”, que en 1995 había sido formada con piedras blancas por soldados ecuatorianos.

Gutama, sargento primero del Ejército, recuerda que fue un momento emocionante, pues las cuatro insignes palabras estaban tapadas por troncos y la espesa vegetación que había crecido alrededor.

La había escuchado y visto en fotografías que circularon cuando soldados dejaron el sitio para que la diplomacia definiera la situación.

Durante esos días en Tiwintza, Gutama señala que halló otros objetos que ni las lluvias ni el calor amazónico pudieron destruir del todo.

Así, por ejemplo, encontró empaques de galletas de sal fechadas de 1995, que sirvieron de provisiones para los uniformados. También trozos de uniformes y municiones.

“Las trincheras que usaron los combatientes también estaban casi intactas”, recuerda Gutama.

Con casi 24 años de servicio en el Ejército, Gutama pretende seguir en su carrera militar hasta que su último ascenso se lo permita. Vestir el uniforme militar es algo que lo honra, menciona el soldado.(I)

Tomado de El Universo – Ecuador

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories