Canadá sufre de escasez de marihuana tras su legalización

Toronto –

Con la legalización de la marihuana el pasado 17 de octubre, Canadá se convirtió en el mercado nacional más grande del mundo para el cannabis de uso recreativo. Sin embargo, a los pocos días varias de las tiendas autorizadas se quedaron sin nada que vender.

La tienda de marihuana “High North” (Norte Psicoactivo) bien podría llamarse “Sequía Psicoactiva” porque sus productos se agotaron a las cuatro horas del inicio de la legalización del cannabis en Canadá, hace dos semanas.

Trevor Tobin, uno de los propietarios del establecimiento en la localidad de Labrador City, en la provincia de Terranova y Labrador, dijo que no les han surtido marihuana desde hace diez días. “Los productores afirman que habrá algunos baches en el camino; pero en este momento lo que hay no es un bache, sino un hoyo enorme”, afirmó. 

Su madre, la copropietaria Brenda Tobin, asegura que cuando indica a los clientes que no hay nada “muchos dicen ‘bueno… habrá que ir al mercado negro'”. Esto es un problema, puesto que uno de los objetivos de la legalización es tratar de eliminar el mercado ilegal de cannabis.

Durante las primeras semanas hay una apertura floja a causa de las pocas tiendas minoristas en funcionamiento y la enorme escasez de marihuana. No es que la producción sea insuficiente en el país, es la lentitud para la expedición de licencias a los productores, ante lo cual el gobierno federal comenzó a adoptar medidas para agilizar el proceso.

Las provincias se ocupan de las ventas y la mayoría de las regulaciones. Pero los reportes de todo el país son más bien desalentadores cuando se trata del suministro.

Quebec cerró sus tiendas gubernamentales tres días esta semana debido a la falta de marihuana y continuarán sin dar servicio de lunes a miércoles mientras se estabiliza la disponibilidad. La oficina de Licor y Loterías de Manitoba dijo que la escasez de productos podría durar al menos seis meses tanto en las tiendas físicas, como en las de internet.

Ontario, la provincia más poblada de Canadá, no tendrá tiendas abiertas antes de abril, debido a que el nuevo gobierno conservador continúa elaborando las regulaciones. En tanto, la policía ha clausurado al menos 11 dispensarios ilegales en la provincia.

Los habitantes de Ontario que desean hacer compras legales han inundado la tienda gubernamental en línea. El sitio recibió por lo menos 150.000 pedidos en la primera semana, número que rebasa los pedidos de todas las demás provincias juntas, y la tienda ha sido incapaz de surtirlos todos.

Los minoristas privados y gubernamentales del cannabis dependen de productores autorizados para que les surtan los productos. Pero a la fecha, de 132 productores de marihuana a los que la agencia federal Health Canada otorgó licencias, solo 78 tienen ventas autorizadas.

FSD Pharma Inc., un productor con sede en Otario, recibió licencia de cultivo hace un año, pero todavía espera su licencia para vender. “Hay mucha demora en los trámites”, dijo el doctor Raza Bokhari, copresidente y director general interino de FSD Pharma, quien agregó: “Algunos obstáculos son innecesarios. Son una carga enorme”. (I)

Tomado de El Universo – Ecuador

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories