Íñigo Salvador: ‘Yo creo que todos queremos terminar con asilo de Assange’

El procurador general del Estado, Íñigo Salvador, habla de la situación de Julian Assange en este momento. Dice que hay dos vías con las que se podría revocar la nacionalidad: los resultados del examen de gestión de la Contraloría o que el Estado inicie un juicio que se llama acción de lesividad. Además, señala que todos quieren terminar con el asilo, considera que incluso Assange quiere hacerlo.

¿Cuáles fueron las irregularidades cometidas al momento de naturalizar a Julian Assange?

Me arriesgo a decir que a lo mejor la naturalización del señor Assange no fue irregular, lo que claramente fue irregular fue el propósito de darle la nacionalidad ecuatoriana que era poder presentarle como diplomático ecuatoriano al Reino Unido y, después de que falló eso, a Rusia… Sobre la nacionalidad, hay dos procesos en curso: el que está realizando la Contraloría sobre el procedimiento de concesión de la nacionalidad y el otro la investigación de la Asamblea probablemente con miras a un juicio político de un funcionario involucrado.

La Contraloría lo que hace es el control de uso de los fondos…

No, también hace lo que se llama un examen de gestión, (para) verificar que los procedimientos legales hayan sido cumplidos y, en función de eso, puede llegar a determinar responsabilidades.

Si es que la Contraloría llegara a determinar que hubo alguna irregularidad en la concesión de la nacionalidad, ¿esa podría ser una causal para que la pierda?

Podría ser una causal para que el Estado ecuatoriano considere la posibilidad de revocar esa nacionalidad. También hay otra posibilidad, que está prevista en el Código Orgánico Administrativo, que es la de que el Estado inicie un juicio que se llama acción de lesividad, que es justamente para dejar sin efecto un acto administrativo porque se ha causado daño al interés público, en este caso, el acto administrativo es la entrega de la carta de naturalización, pero claro, es un proceso contradictorio en el que el señor Assange tendría que tener la posibilidad de comparecer y oponerse.

¿Y qué pasa con el asilo? ¿Por qué la situación es anómala?

El asilo es para extranjeros, un Estado no puede conceder asilo a sus propios nacionales.

Pero tiene doble nacionalidad…

Claro, él es australiano, puede ser, pero… qué le diferencia a un ciudadano ecuatoriano que vive en el Reino Unido y que comete un delito que no puede acogerse a la protección del Estado ecuatoriano en la Embajada ecuatoriana de este señor (Assange) que siendo ecuatoriano sí puede acogerse a esa protección. la única diferencia es que él tiene su nacionalidad australiana, pero, en ese caso, su nacionalidad ecuatoriana se convierte en un motivo de discrimen frente a otros ecuatorianos, por eso es una situación anómala.

A la final, con el Protocolo se le está condicionando el asilo…

No… de alguna manera sí, pero lo que pasa es que la jueza adelantó cuando emitió su sentencia que los derechos humanos tienen una correlativa responsabilidad. Sí, es verdad, el señor Assange tiene derecho a ejercer sus derechos dentro de la Embajada, pero al mismo tiempo tiene una correlativa responsabilidad frente a los otros funcionarios que también tienen derechos.

¿Ecuador quiere terminar con el asilo de alguna manera?

Yo creo que todos queremos terminar el asilo, yo creo que Assange quiere terminar el asilo y por eso el Ecuador se ha dado el trabajo de negociar con el Reino Unido, a pesar de que no era de su competencia, no le correspondía al Ecuador: por favor, asegúrenle que no sea extraditado a un país donde corra peligro su vida, por favor, asegúrenle que solamente va a estar en el peor de los casos seis meses en prisión. Pero el Ecuador dice ahora: vea, señor Assange, este problema es suyo con la justicia británica, Ecuador no va a hacer nada más al respecto, lo único que va a hacer el Gobierno del Ecuador es asegurarle a usted que puede quedarse en la Embajada, pero para poder quedarse usted tiene que cumplir (el Protocolo).

Los gastos para Assange en la Embajada son de $ 6 millones, un millón por año de asilo, ¿en qué se van?

En adecuaciones (de los lugares que ocupa en la Embajada)… no tengo un desglose, pero lo que manifestó el canciller José Valencia es que el grueso de esos gastos son el dispositivo de seguridad en torno a la Embajada para asegurar la protección del señor Assange.

¿Qué espera ahora el Estado en este caso?

Estamos esperando que nos notifiquen la sentencia de la jueza. El Protocolo sigue en vigencia. Solo si la Corte Provincial aceptara su acción de protección el Protocolo podría perder vigencia.(I)

Tomado de El Universo – Ecuador

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories