Tribunal determinó que hubo exceso de fuerza contra internos en cárcel de Turi

Cuenca –

En una audiencia que duró cerca de dos horas esta noche el Tribunal de Garantías Penales del Azuay determinó que en el Centro de Rehabilitación Social (CRS) de Turi, la Policía no incurrió en el delito de tortura, pero sí en el de extralimitación en la ejecución de un acto de servicio. Por esto se sentenció a 37 agentes de la Unidad del Mantenimiento del Orden (UMO), administrativos y operativos a una pena de 106 días y 16 horas de prisión.

Además a cuatro se les ratificó el estado de inocencia y a una mujer se le dictará la pena luego de que dé a luz. La sentencia la deberán cumplir en el CRS de la capital azuaya, el mismo lugar donde ocurrió el hecho el 31 de mayo del 2016.

Además se ordenó como reparación integral un pago de $500 y atención psicológica para los internos. Mientras que a los policías se los capacitará en temas de derechos humanos.

Una vez que el Tribunal conformado por Luis Flores, Patricia Inga y Pedro Ordóñez emitió su dictamen, la indignación se tomó la sala de espera por parte de los familiares quienes lloraban y se lamentaban al decir que ahora “los internos tienen más derechos que los policías”.

Jazmín Villalta, esposa de un policía sentenciado, aseguró que es algo injusto porque durante todos los días de audiencia no se demostró la culpabilidad de su cónyuge. Según dijo, él solo requisó un teléfono celular de una celda.

Mientras que el fiscal Esteban Coronel aseguró que apelará la decisión del Tribunal porque no se acogió su pedido y se sentenció a los policías por un delito diferente al investigado. Esto porque la audiencia se inició por tortura pero se cambió por extralimitación. Dice que hay los elementos suficientes para determinar que los internos fueron humillados por los agentes esa noche.

Pero lo que preocupa a Óscar Zúñiga, abogado defensor de René Cañar, oficial que estuvo al mando del operativo y fue sancionado por ser el “autor mediato” es que la pena se cumplirá en el mismo centro donde ocurrieron los hechos, lo que sería “un premio para los privados de la libertad”. Él también apelará la sentencia. (I)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories