Donald Trump afirma no querer escuchar la “terrible” grabación de la muerte del periodista Jamal Khashoggi

Washington –

El presidente estadounidense, Donald Trump, afirmó haber sido informado sobre un audio que registró la muerte del periodista saudí Jamal Khashoggi en el consulado de Arabia Saudita en Estambul, pero dijo que no quiere escucharlo.

El mandatario se negó a pronunciarse sobre la eventual responsabilidad en el asesinato del príncipe heredero saudita Mohamed bin Salmán, apodado “MBS”.

“Tenemos la grabación, no la quiero escuchar. (…) Es una grabación de sufrimiento. Es una grabación terrible”, afirmó en una entrevista al programa “Fox News Sunday” realizada el viernes, pero difundida este domingo.

“Sé exactamente qué pasó, (…) fue muy violento, muy cruel y terrible”, agregó.

Con su reputación golpeada por este caso, Arabia Saudita, gran aliado de Washington y primer productor mundial de crudo, ha cambiado en múltiples ocasiones su versión oficial sobre lo que le ocurrió al periodista una vez que entró al consulado.

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan afirmó repetidas veces que la orden de matar a Khashoggi provino de las más altas esferas del Estado saudita, y la prensa y funcionarios turcos anónimos han incriminado al príncipe heredero, MBS.

La CIA también habría llegado a esa conclusión, según publicaron los diarios Washington Post y New York Times.

El príncipe, que rechaza toda implicación, “¿le mintió?”, le preguntó el periodista de FoxNews al presidente estadounidense.

“No lo sé. ¿Quién puede realmente saberlo?”, respondió Trump.

“Me dijo que no tuvo nada que ver. Me lo dijo tal vez cinco veces, en diferentes ocasiones, incluso hace pocos días”, agregó Trump.

Recordando que Estados Unidos ya había anunciado sanciones financieras contra responsables saudíes, Trump insistió en el hecho de que Arabia Saudita es un preciado aliado.

“Quiero quedarme con un aliado que, en muchas ocasiones, ha sido excelente”, dijo.

El periodista asesinado, que colaboraba con el Washington Post y vivía en Estados Unidos, ingresó el 2 de octubre pasado al consulado saudí en Estambul para realizar unos trámites y no salió vivo de allí.

Según la última versión del fiscal saudí, 15 agentes fueron a Turquía para traer de vuelta a Khashoggi al país, aunque la operación salió mal y el periodista fue maltratado, drogado y su cuerpo “desmembrado”. (I)

Tomado de El Universo – Ecuador

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories