En Angahuana Bajo se transmiten conocimientos de ancestros a nuevas generaciones

Ambato –

Martín Malqui y Segundo Bravo son los pingulleros y tamboneros de la comunidad de Angahuana Bajo, parroquia Santa Rosa, encargados de transmitir entre niños y jóvenes los conocimientos de tocar estos instrumentos ancestrales.

Segundo Agualongo recordó que desde los ancestros, los pingulleros y tamboneros son los encargados de dar ritmo al baile de los danzantes, que son los personajes principales con los que cada 4 de octubre se venera a San Francisco de Asís, patrono de Angahuana Bajo.

Comentó que no solo comparten los conocimientos con los que son de esta localidad sino que recorren otras comunidades para impartir los conocimientos ancestrales, mientras que en otras ciudades participan en las fiestas populares para difundir parte de la cultura del pueblo de Santa Rosa.

Aseguró que el tambor es elaborado con cuero de borrego, que es el material más adecuado para que los tonos tengan el mejor ritmo para el baile de los danzantes.

Por su parte, Edwin Tisalema aseguró que es parte de los danzantes porque es una tradición que viene desde los antepasados de la comunidad. Afirma que aprendió los pasos para el baile de sus abuelos y tíos, pero desea que sus descendientes también los practiquen para que esto no se pierda.

Juan Carlos Agualongo, presidente de Angahuana Bajo, destacó la participación de los niños y jóvenes cuando se imparten los conocimientos de los danzantes, pingulleros y tamboneros con el fin de que lo que compartieron los ancestros siga vigente.

Añadió que como dirigentes de la comunidad están empeñados en que estas actividades ancestrales, así como otras como el uso de la vestimenta y el kichwa, se mantengan entre los habitantes porque son parte de la identidad del pueblo. (I)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories