Alcalde de Quito advierte a taxistas que anuncian paralizaciones para evitar nuevos cupos

Quito –

(Actualizado a las 20:40)

El anuncio del gremio de taxistas de Quito de paralizar la capital ecuatoriana desde las 00:00 de este viernes 30 de noviembre, tuvo de inmediato la reacción del alcalde Mauricio Rodas.

En un video de 49 segundos, el funcionario rechazó de manera enérgica el anuncio de la dirigencia del taxismo de convocar un paro. “No permitiremos que caoticen la ciudad y afecten a los quiteños”, dijo Rodas.

En una rueda de prensa Rodas anunció que aquellas operadoras de taxi que no laboren normalmente serán sujetas al inicio del proceso administrativo sancionador para la revocatoria de su permiso de operación.

Esto, argumentó, basado en el reglamento de la Ley Orgánica de Transporte Terrestre, así como en una ordenanza metropolitana.

Rodas calificó al eventual paro de absurdo, polítiquero, ilegal e inconstitucional y recordó que la Constitución prohíbe la paralización del transporte público por ser de carácter estratégico. Acotó que la obstaculización de vías es una conducta sancionada en el Código Orgánico Integral Penal (COIP).

Expresó que la amenaza del paro se da ante una posible reforma a una ordenanza municipal, algo, que -señaló- ni siquiera ha iniciado su discusión o elaborado un proyecto reformatorio.

Hizo un llamado a que los taxistas salgan a trabajar y que si se presentan agresiones las documenten y las denuncien.

Sin entrar en detalles, Rodas mencionó que han diseñado en un Plan de Contingencia para aquellas personas que no puedan usar taxis.

Además, anunció en su cuenta de Twitter que no regirá el viernes la medida del pico y placa.

La ministra del Interior María Paula Romo advirtió en su cuenta de Twitter que la Policía Nacional “detendrá a todas las personas que obstaculicen la circulación y retendrá sus vehículos”.

Carlos Brunis, dirigente de la Unión de Taxistas de Pichincha, quiere la intervención del presidente Lenín Moreno. Lo dijo al mismo tiempo de anunciar la suspensión definitiva del trabajo de sus agremiados para iniciar la madrugada del viernes, que este jueves crearon caos en el tránsito en distintos puntos de la capital.

Medidas de presión

Dos caravanas de taxistas se tomaron la mañana de este jueves dos zonas de Quito, como medida de presión para que el Concejo Metropolitano no apruebe el aumento de cupos. Interrumpieron el tráfico en la avenida Mariscal Sucre (sur) y en la avenida Granados (norte).

La Agencia Metropolitana de Tránsito reportó que ambas caravanas avanzaban a primeras horas de la mañana hacia el centro de la ciudad y pidió tomar precauciones a la ciudadanía para evitar la congestión.

Otro grupo de conductores se concentró en las afueras de la Unión de Cooperativas de Taxis de Pichincha; algunos amenazaban con tomar “medidas más extremas” si el Municipio no cede a sus demandas.

Carlos Brunis, dirigente de los taxistas, consideró que es una “burla” el tratamiento del aumento de cupos en el Concejo Metropolitano, que ayer no dio a conocer el Informe de subsanación y convalidación de taxis por falta de quórum.

Además, los taxistan rechazan las dos revisiones técnicas anuales y la presencia de las compañías, mediante aplicación telefónica, Uber y Cabify.

En estos días, el alcalde de Quito, Mauricio Rodas, no se ha pronunciado sobre el tema. En las redes sociales varios usuarios expresaron su desacuerdo con los taxistas, debido al maltrato, costo e inseguridad de las unidades amarillas. (I)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories