Opinión e información, temas tratados en programa ‘Hablemos de periodismo’ de EL UNIVERSO

La información y la opinión fueron los temas tratados la mañana de este jueves en una nueva edición del programa Hablemos de periodismo, que organizó Diario EL UNIVERSO, en esta ocasión bajo el tema Información y opinión, dos áreas del periodismo

Los invitados fueron Fernando Larenas, director editorial del diario estatal El Telégrafo, quien trató la rigurosidad  de los hechos y datos en la información periodística; Gabriela Calderón de Burgos, columnista de diario El Universo y editora de elcato.org, quien habló sobre el valor de la opinión en el periodismo, y Xavier Bonilla Bonil, caricaturista, quien manejó el tema de la información y el humor como herramienta de opinión.

Larenas mostró algunas notas periodísticas para hacer hincapié en la rigurosidad que debe tener el periodismo, “algo muy difícil que solo se consigue con los años y la experiencia”. El funcionario criticó que en algunas ocasiones se mezcla información con opinión, específicamente en el caso de los titulares.

La información tiene que ser limpia, tiene que estar de acuerdo con el titular. (Aunque) no siempre se cumple esa premisa… El titular tiene que estar muy bien estructurado, tiene que recoger la idea central de lo que va a ser el desarrollo de la noticia, pero ahí es donde a veces se generan algunas distorsiones y lo que yo llamo ‘una intromisión de la opinión dentro de un tema netamente periodístico“, indicó Larenas, quien también mostró notas periodísticas en las que -a su criterio- se utilizó un correcto titular.  

Calderón en cambio expuso su evolución en el campo de la Opinión; relató sus inicios cuando armó su primer artículo que estuvo listo después de un proceso de tres semanas. “En el periodismo de opinión, lo que he aprendido es que cada vez hay menos certeza acerca de lo que uno sabe, o acerca de lo que uno puede hacer deliberadamente para lograr cambios políticos”, indicó.

Consideró que los que escriben columnas de opinión dan su criterio, que debe ser independiente, para tratar de orientar a la sociedad para que vaya hacia lo que parece conveniente. 

Dijo además que más allá de los hechos, lo que importa a largo plazo es la interpretación de esos hechos, y lo que termina imponiéndose son los relatos, y que esos relatos -que pueden o no basarse en situaciones reales- se pueden promover para imponer agendas políticas, como el caso de la utilización de la imagen de Simón Bolívar en Venezuela, la de Eloy Alfaro en Ecuador, o el proceso de Independencia.

Bonil indicó que para formular sus caricaturas parte de una conyuntura. “La caricatura no informa, pero parte de una información. No puede ser objetiva”, aseguró el caricaturista al tiempo de mostrar algunas de sus ilustraciones recientes o más conocidas. 

Indicó que dibujar algunos temas, como la caricatura que hizo tras el linchamiento en la parroquia Posorja, es muy difícil, debido a la interpretación que se les puede dar. También detalló que no solo se hace dibujos que parten de hechos, sino de la percepción que se puede tener de algunos temas. 

“La caricatura no necesariamente te va a hacer reir, la caricatura te puede transmitir una sensación, una percepción”, indicó Bonilla. (I)

Tomado de El Universo – Ecuador

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories