Johnson & Johnson conocía desde 1971 que su talco para bebés contenía asbesto, denuncia agencia Reuters

Según una investigación de la agencia noticiosa Reuters, la compañía Johnson & Johnson tenía conocimiento desde 1971 que sus talcos para bebés contenían asbesto y eran potencialmente cancerígenos, lo que ayer desató una polémica que inclusó afecto a las acciones de la empresa en  un 12% con pérdidas de hasta 47.000 millones de dólares en las bolsas de valores, su mayor caída desde 2002.

De acuerdo con la información, Johnson & Johnson no solo sabía de este riesgo sino que también se encargó de ocultarlo durante décadas para proteger su marca de talcos, que es de las más vendidas en el mundo.

La compañía se habría encargado de pagar estudios especiales para demostrar que su talco era seguro, esto a pesar de que los resultados obtenidos no les favorecían. Además, se habría apoyado en un “escritor fantasma” para redactar los resultados de estos estudios, los cuales se presentaban posteriormente a los organismos reguladores, señala Reuters.

Los documentos muestran que al menos desde 1971 y hasta principios de la década de los 2000, Johnson & Johnson sabía que sus talcos crudos y polvos daban positivo a pequeñas cantidades de asbesto. Ante esto, los ejecutivos de la empresa, los gerentes, científicos, médicos y abogados discutieron el problema y plantearon varias estrategias para abordarlo, esto mientras no se divulgaba a los reguladores ni a los consumidores.

Según Reuters, estos documentos forman parte de un archivo relacionado con 11.700 demandas hacia la compañía, las cuales afirman que el talco les provocó algún tipo de cáncer. Gran parte de estos documentos se habrían mantenido ocultos por orden judicial.

Una estas demandas recibió su sentencia en julio pasado, donde se condenó a Johnson & Johnson a pagar 4.690 millones de dólares a 22 mujeres que afirman que el talco les provocó cáncer de ovarios. Este veredicto representa el pago más grande que la empresa ha enfrentado en su historia tras estas acusaciones. A día de hoy, Johnson & Johnson espera respuesta a su apelación a este veredicto.

Johnson & Johnson respondió

Ante la investigación de Reuters, Johnson & Johnson negó las acusaciones y aseguró que “el polvo para bebés de Johnson & Johnson es seguro y no contiene asbesto”. Peter Bicks, abogado de la compañía, emitió un comunicado en el que señala que “el artículo de Reuters es unilateral, falso y difamatorio. En pocas palabras, la historia de Reuters es una teoría absurda de conspiración, la cual aparentemente se ha extendido por más de 40 años, orquestada por generaciones de reguladores globales, científicos de las universidades más importantes del mundo, laboratorios independientes de prestigio y los mismos empleados de J&J.

“El consenso científico es que el talco utilizado en los polvos corporales no causa cáncer, independientemente de lo que contenga ese talco. Esto es cierto incluso si, que en este caso no lo es, el talco cosmético de Johnson & Johnson alguna vez hubiese contenido cantidades diminutas e indetectables de asbesto”, concluyó.

Bicks también comentó que los documentos citados por Reuters apuntaban a resultados “atípicos”, incluso afirmó que estos documentos hacen referencia a productos de talco industrial. (I)

Tomado de El Universo – Ecuador

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories