74 pesebres navideños detallan tradiciones de diversos países

Cuenca –

Una fusión de técnicas, materiales y texturas que giran alrededor del tradicional pesebre navideño se observa en la muestra que el Centro Interamericano de Artes Populares (Cidap) tiene abierta hasta la última semana de diciembre.

Se exponen 74 pesebres que evidencian que más allá de una ubicación geográfica, en Centro y Sudamérica persiste la tradición de elaborar el pesebre que representa el nacimiento de Jesús en Belén como se cuenta en la religión católica.

En las diferentes salas se exhiben nacimientos en materiales como vidrio, cerámica, cabuya, papel engomado, madera, plata y hasta chatarra.

El director del Cidap, Fausto Ordóñez, destaca la técnica utilizada por cada artista. Por ejemplo, hay figuras muy realistas donde las facciones de los personajes son detalladas, pero hay otras donde solo se observan formas sin mayor definición. “Esto nos dice que los pueblos tienen identidades comunes en sus tradiciones y que las han podido materializar a través de las artesanías”, afirma.

Una obra peculiar es la del artista azuayo Jaime Tamayo, que sustituyó a los personajes tradicionales por animales marinos. José y María son dos cangrejos que abrazan a un pescado que representa a Jesús. Los tres Reyes Magos también son pescados y en la parte alta dos caballos de mar representan una especie de guardianes. Para esto usó como materia prima fierros viejos o chatarra.

Otra de tipo abstracto es la de Jorge Almeida construida sobre un tronco de madera. Una mujer sin rostro abraza a una pequeña figura a la que da de lactar, mientras en la parte baja está un hombre que representa a Jesús. Para Ordóñez, si bien no hay algo definido, hay una concepción del nacimiento y eso también es valioso.

Perú tiene como elemento común que los pesebres se elaboran en cajas con decenas de pequeñas figuras vestidas con los trajes tradicionales. Hay campesinos, cholas, músicos, etc. Son coloridos y elaborados en madera y yeso.

En un sentido similar se muestra un pesebre argentino fabricado en arcilla con elementos propios de esa cultura como el gaucho con su guitarra y una canasta con medias lunas (panes) y otro montado sobre un caballo blanco.

Desde Colombia, hay pesebres en cerámica roja y negra. Uno de ellos es de La Chamba, población ubicada junto al río Magdalena, donde se observa a un campesino en su pequeña embarcación con un racimo de plátanos y un cerdo alimentando a sus crías, elementos poco utilizados en un nacimiento. (I)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories