Sangolquí construyó un pesebre dedicado al choclo

Sangolquí –

Por quinto año consecutivo, la comunidad parroquial de San Juan Bautista de Sangolquí, en la provincia de Pichincha, inauguró un pesebre de 96 metros cuadrados que reúne características y tradiciones propias de la localidad.

El padre Mario Serrano, párroco local, indicó que gracias al pesebre puede de alguna manera plasmar una “sencilla catequesis”, que le ha permitido cada año acercar mucho más a los fieles a la parroquia y sobre todo a través de características propias de la localidad dar a conocer la importancia y el valor de la Navidad, en la que Dios se hace niño a través del misterio de la fe.

Este año, el Niño Jesús nacerá en medio de siembras de choclos y cosechas de maíz chillo (propio de la zona), graneros, agricultores y aves de corral.

‘Granero de Quito’

El padre Serrano indicó que este año el nacimiento gira en torno a esa declaración hecha hace más de 50 años, que nombró al Valle de los Chillos como “el Granero de Quito”, debido a la siembra y la cosecha de ese particular maíz grande y redondo en la zona.

El belén se lo construyó basado en una réplica del monumento al Choclo que fue levantado en 1989 por el escultor Gonzalo Endara Crow y que se encuentra localizado en el redondel de las avenidas Luis Cordero y Abdón Calderón, de Sangolquí.

El nacimiento está ubicado en el altar mayor de la iglesia y la réplica del monumento mide más de 5,60 metros de alto y 1,75 m de diámetro. El belén además cuenta con siembras de choclos naturales y cosecha de maíz chillo en los tiestos.

Las imágenes que componen el pesebre miden más de 1,30 metros de alto y a los laterales también se aprecian réplicas del monumento al Choclo con más de 2 metros de alto.

Con todo esto, el equipo de sacerdotes de la parroquia busca resaltar que Jesús nace en lo sencillo, en la práctica diaria de cada ser humano y que recordando la historia que encierra la ciudad también se puede dar respuesta a lo que pide la Iglesia desde el Documento de Puebla: inculturar el Evangelio desde los vestigios indígenas y nativos. (I)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories