Analistas coinciden en que se veía venir reducción en subsidio a gasolinas extra y ecopaís

Quito –

Las gasolinas extra y ecopaís subirán de $ 1,48 a $ 1,85 por galón. Ayer, el ministro de Economía, Richard Martínez, fue el encargado del anuncio de la reducción del subsidio de estos combustibles.

Junto con el ministro del Trabajo, Raúl Ledesma, y el secretario particular de la Presidencia, Juan Sebastián Roldán, también informó que el subsidio al gas doméstico y al diésel que se usa para transporte público no será revisado.

Agregó que la reducción del subsidio a la extra y ecopaís no afectará ni a los taxis ni al transporte público, sobre todo de mercancías, “para evitar una escalada de precios”.

La rueda de prensa en Carondelet se dio horas antes de que en la Asamblea se debata la proforma 2019, en la cual ya constaba el incremento de los precios de venta interna de los combustibles y que, de acuerdo con sondeos previos, no contaría con los votos suficientes, por lo que ingresaría por el Ministerio de la Ley.

Alberto Acosta Burneo, editor de Análisis Semanal, aseguró que estas medidas debieron tomarse hace años. Ahora que no existe liquidez se debe priorizar el gasto y, por lo tanto, no se pueden seguir entregando subsidios que no llegan a quien los necesita.

Explicó que tras el reajuste pedido por la Asamblea a la proforma se debía buscar que no aumente el déficit y esta ha sido la manera que ha encontrado el Gobierno. Sobre las consecuencias sociales, Acosta reconoció que las familias que tienen auto sufrirán un costo extra. Consideró que habrá un efecto reducido en la inflación.

Al ser consultado si esta medida acercaría al país a un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), consideró que sería parte, pero aún no suficiente. Según Acosta, el FMI pediría reducción de subsidios, pero también incremento de impuestos y reducción del gasto público.

El catedrático Santiago García cree que no había más opciones. “Este es un primer paso en la lógica de focalizar los subsidios”, dijo.

Reconoció que no es una medida popular, pero que el país está cercado por los problemas económicos. También ve positiva la medida de bajar los salarios en el sector público.

Miles de dólares utilizados en años de subsidio

El ministro Martínez anunció la liberación de la importación del diésel industrial lo que, según él, permitirá evitar mercados ilícitos y contrabando. Así, actores privados se incorporarán al proceso de comercialización del diésel. Estos podrán invertir sus recursos en la importación y comercializarlo. De esta manera se puede complementar o sustituir la actividad que hacía en este campo Petroecuador.

Martínez dijo que “en diez años se subsidiaron $ 50.000 millones por combustibles”. Sostuvo que si este Gobierno no actúa ahora, “a futuro no tendremos dinero para escuelas, para pagar a nuestros maestros y médicos para que atiendan a la gente más pobre”.

El decreto ejecutivo con el que entrará en vigencia esta medida económica lo firmará el presidente Lenín Moreno entre el jueves y viernes de esta semana.

El Estado se ahorraría $ 400 millones anuales por la reducción de este subsidio y más de $ 300 millones adicionales por ajustes en gastos de personal.

Roldán expresó que el ahorro por estas medidas irá a una subcuenta de la Cuenta del Tesoro que sirva para proteger la dolarización, los servicios de salud de la Seguridad Social, pago de las pensiones a los jubilados, dotar de créditos y aliviar la carga de endeudamiento de la clase media a través de la reestructuración del crédito hipotecario en el Banco del Pacífico. (I)

Sector público

El sueldo de los ministros se reducirá en un 10% más al recorte ya realizado; los sueldos del jerárquico superior se reducirán en un 5% adicional, desde la escala tres ($ 2.368); los contratos ocasionales se reducirán en su valor en dos escalas salariales, lo que representaría un ahorro de más de $ 300 millones este año. Se eliminan 25.000 vacantes, lo cual representa un ahorro de más $ 400 millones y se redujeron los asesores por ministerio. (I)

Opiniones

José Orellana, socio de la firma BizBroker
‘Era una medida que ya se veía venir

Para José Orellana, experto en temas petroleros y también socio de Plan A Consulting, el recorte en los subsidios de las gasolinas extra y ecopaís “se veía venir”.

Explicó que esto se debe a que cada dólar que baje el petróleo representa entre $ 70 millones y $ 75 millones que no le entran al presupuesto neto por el costo de las importaciones.

“Lo que básicamente están diciendo es ‘te subo el precio de los derivados en Ecuador para equilibrar lo que no me va a ingresar por el tema petrolero”. (I)

Alberto Dahik, director del Centro de Investigaciones de la UEES
‘No se sale adelante con una sola medida’

“Quién no sabe que los subsidios tenían que eliminarse”, manifestó el exvicepresidente y analista Alberto Dahik, tras analizar el recorte anunciado ayer por el Gobierno.

Sin embargo, señaló que la medida debió ser la eliminación total de los subsidios y no parcial, pues proyecta que lo más probable es que en el futuro se tenga que realizar un nuevo ajuste.

Indicó que prefiere la eliminación total, pero junto a un programa completo de cómo el Ecuador saldrá adelante en todos los escenarios. (I)

Pablo Arosemena, presidente de la Cámara de Comercio de Guayaquil
‘El ajuste necesario aún sigue pendiente’

“Es positivo eliminar subsidios ineficientes”, indicó el dirigente de la Cámara de Comercio de Guayaquil, Pablo Arosemena; pero criticó que se lo haga sin tocar el gasto público improductivo, porque no se resuelve el problema de fondo que es el “gasto público con gigantismo”.

“Continúa la burocracia dorada, continúa la tramitología, continúa el endeudamiento. El ajuste real y necesario sigue pendiente”, dijo y cree que es necesaria la liberalización de la importación de combustibles. (I)

Leonardo Alvarado, presidente de la Asociación de Propietarios de Gasolineras del Guayas
‘El recorte está bien, pero debe ser total’

Para Leonardo Alvarado, presidente de la Asociación de Propietarios de Gasolineras del Guayas, la medida es correcta para no seguir haciendo préstamos, pero cree que debe ser total y no parcial, aunque por el momento lo idóneo es que sea progresivo.

Indicó que en los últimos diez años se han pagado en subsidios $ 20.000 millones y se tiene una deuda externa de $ 40.000 millones. “Es decir, el 50% de la deuda externa lo hemos botado, lo hemos consumido con un combustible barato”, señaló. (I)

George Mera, el presidente de la Unión de Cooperativas de Taxistas del Guayas 
‘Los particulares tienen que reclamar’

Pese a que la reducción del subsidio a las gasolinas ecopaís y extra no afectará a los taxistas, anunciada por el ministro de Economía, Richard Martínez, el presidente de la Unión de Cooperativas de Taxistas del Guayas, George Mera, prefiere esperar el decreto ejecutivo. Si así ocurre, dice, “nosotros nos quedaremos tranquilos” .

Sostiene que quienes ahora tienen que salir “a reclamar” por el alza de combustibles son los dueños de vehículos particulares. (I)

Tomado de El Universo – Ecuador

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories