Integrantes de la Mesa por la Verdad y la Justicia denunciaron amenazas

Quito –

Debido a cinco intentos de amedretamiento y amenazas contra el equipo de apoyo de la Mesa por la Verdad y la Justicia, Perseguidos Políticos Nunca más, la vicepresidenta de esta Comisión Alejandra Cevallos y la vocal del Consejo de la Judicatura (CJ) transitorio Angélica Porras, ésta última interpuso el martes una denuncia penal en la Fiscalía.

Porras explicó que entre el 11 y 13 de diciembre pasados varios integrantes del equipo de apoyo de la mesa, Cevallos y ella han sido amenazadas y amedrentadas, incluso con la petición específica de que se alejen de las investigaciones que están haciendo en torno a las posible responsabilidades de jueces y fiscales en casos de persecución política que han sido denunciados ocurrieron durante el gobierno de Rafael Correa (2007-2017).

“El objetivo de la Mesa era descubrir y desmontar los patrones de persecución política que usaron a la justicia: jueces y fiscales, en el objetivo de acallar las voces críticas, de acallar a quien piense diferente. Hemos constatado que existen graves obstáculos y esta es una muestra de los obstáculos que debemos enfrentar”, apuntó la vocal.

Según relató la denunciante, lo hechos de amedrentamiento contra ella y su equipo iniciaron el 11 de diciembre, al día siguiente de presentar los resultados preliminares del informe que trabaja la Mesa por la Verdad.

Entre los datos entregados se hablaba de que se debía investigar administrativamente el comportamiento de 495 jueces y fiscales que participaron en los procesos judiciales de quienes denuncian haber sido perseguidos en la década pasada.

Las amenazas

Aparentemente el martes 11 se habrían dado las dos primeras amenazas. En los dos casos les habrían dicho a integrantes de la Mesa que se retiren, que más vale que den un paso al costado. “Esto lo hicieron sin ninguna preocupación por esconderse, sino directamente”.

Otro hecho habría sido el amedrentamiento que sufrió Porras cuando iba hacia su casa. Una camioneta grande los habría perseguido y no les daba paso. El siguiente caso se habría dado mediante una persecución a otra de las personas del equipo de Porras y finalmente a otra funcionario de la Mesa lo habrían seguido hasta su casa.

A todas las personas que han sido parte de estos hechos de amenaza, explicó Porras, se les habría mejorado el tema de seguridad tanto desde el CJ como de las instituciones encargadas del área.

La vocal aseguró que el pleno del CJ le ha manifestado su solidaridad frente a estos hechos, pero lo que le pide al pleno, del que es parte, que se aceleren los procesos para investigar administrativamente el comportamiento de los primeros 15 jueces y fiscales señalados por la mesa por participación en casos de persecución política.

Pául Jácome, presidente de la Mesa por la Verdad y la Justicia, señaló que casos como estos llegan cuando “se tocan las redes ocultas del poder”. Indicó que este tipo de hechos no deben ser normales en un país en el que se está animando a recuperar valores democráticos y libertades.

“Lastimosamente nos encontramos con estas sorpresas de que se repiten estas prácticas autoritarias y oscuras, al típico estilo de las mafias”, concluyó Jácome.

Inicialmente el informe definitivo sobre los casos de persecución política que ocurrieron en el Gobierno pasado iba a ser entregado la primera semana de enero del 2019. Aparentemente las amenazas y el proceso de denuncia habrían retardado una semana el proceso y por ello la nueva fecha para la entrega sería mediados del próximo mes. (I)

Tomado de El Universo – Ecuador

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories