Papa Francisco pide no mundanizar ni convertir en una bonita fiesta tradicional a la Navidad

Ciudad del Vaticano –

A seis días de la Navidad del Señor, el papa Francisco meditó ayer sobre cuál es la Navidad que habría querido Jesús. “La máquina publicitaria invita a intercambiarse los regalos siempre nuevos para sorprenderse. Pero ¿es esta la fiesta que le gusta a Dios? ¿Qué Navidad querría él? ¿Cuáles regalos y cuáles sorpresas?”, preguntó, informó vaticannews.va.

“El Evangelio nos habla de las sorpresas y cambios de vida que trajo consigo aquella primera Navidad de la historia. Cómo la llegada de Dios cambió de manera radical los planes de María y José. Y la sorpresa más grande llega en la noche de Navidad, cuando el Altísimo aparece como un niño pequeño, reconocido solo por unos sencillos pastores”, sostuvo.

Subrayó cómo, cuando el Salvador llegó no estaban presentes las autoridades del tiempo o los embajadores, sino sencillos pastores, quienes sorprendidos por los ángeles mientras trabajaban de noche, se dirigen allí de inmediato.

“¿Quién se lo habría esperado?”, dijo Francisco. “Navidad es celebrar lo inédito de Dios, o mejor dicho, es celebrar un Dios inédito, que revierte nuestras lógicas y expectativas”, indicó.

“Navidad es la revancha de la humildad sobre la arrogancia, de la sencillez sobre la abundancia, del silencio sobre el escándalo. Navidad es preferir la voz silenciosa de Dios a los ruidos del consumismo. Navidad es hacer como Jesús, que vino al mundo por nosotros, necesitados, y descender hacia quien necesita de nosotros”, añadió.

“Procuremos no mundanizar la Navidad ni convertirla en una bonita fiesta tradicional pero centrada en nosotros y no en Jesús. Celebraremos la Navidad si sabemos dedicar tiempo al silencio, como hizo José; si le decimos a Dios ‘aquí estoy’, como María; si salimos de nosotros mismos para ir al encuentro de Jesús, como los pastores; si no nos dejamos cegar por el brillo de luces artificiales, de regalos y comidas, y en cambio ayudamos a alguien que pasa necesidad, porque Dios se hizo pobre en Navidad”, concluyó. (I)

Tomado de El Universo – Ecuador

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories