Oleaje y aguaje afectarán el litoral ecuatoriano durante esta última semana del año

Durante esta semana, oleajes en el océano Pacífico y un periodo de aguaje máximo provocarán un estado entre agitado y ligeramente agitado, ha informado el Instituto Oceanográfico de la Armada.

La suma de un evento de aguaje máximo (incremento del nivel del mar superior a la usual) y la llegada de trenes de olas con mayor energía (periodos mayores a 18 segundos) ocasionará afectaciones en la zona costera, es decir las olas rompen con más energía en las costas, ocasionando desbordamientos en los malecones, daños con estructuras cercanas al mar, incremento de procesos de erosión y sedimentación, generación de corrientes de resaca, etc.

Al realizar un pronóstico de la situación de oleaje del 22 al 26 de diciembre, el Inocar informó que los próximos días predominará la llegada hacia el litoral ecuatoriano de oleajes provenientes del Pacífico Norte con periodos mayores a 18 segundos; por otra parte, a partir del 26 de diciembre se prevé la influencia de oleajes provenientes del Pacífico Norte y Sur.

Además, desde el 23 hasta el 26 de diciembre acontecerá un periodo de aguaje máximo, que generará un incremento del nivel del mar superior a la usual durante las pleamares. Dadas estas condiciones, se pronostica en la zona costera un estado de mar de intensidad variable, entre ligeramente agitado y agitado; con alturas máximas desde 1.2 a 1.8 m.

Recomendaciones

Por el continuo arribo de oleajes del norte con mayor energía se recomienda tener precaución en las localidades costeras expuestas a este oleaje, principalmente en las playas ubicadas al norte y centro-norte del borde costero (orientación Noreste – Suroeste), además de la zona norte y oeste de la región Insular.

Las construcciones cercanas al mar se encuentran vulnerables a cualquier tipo de oleaje.

Se recomienda a los pobladores de las zonas costeras, turistas y a quienes realizan sus actividades en el borde costero estar atentos a las señales y avisos emitidos por los organismos de control, no ingresar al mar solos y en lo posible mantenerse en el área destinada para bañistas. Si no hay bandera o no tiene claro su mensaje, antes de ingresar en el mar, preguntar a personal autorizado, quienes le pueden informar acerca de las características de la playa donde se encuentran, por ejemplo: cuales son las áreas peligrosas o información sobre los horarios de mareas.

Cómo actuar en el mar

  • Nadar en paralelo a la orilla. Evitar internarse mar adentro.
  • En caso de ser arrastrados por la corriente de resaca es imprescindible mantener la calma y no luchar contra la corriente.
  • Se sugiere nadar en dirección paralela a la orilla hasta que deje de sentir la fuerza de arrastre o mantenerse flotando hasta ser rescatado.
  • No arrojarse al agua desde escolleras.
  • No perder de vista a sus hijos en la playa. La actividad de menores debe ser supervisada por adultos.
  • Tener presente que las zonas rocosas y los muelles son lugares peligrosos para bañarse.

A quienes realizan labores en embarcaciones pequeñas, utilizar siempre los implementos de seguridad, especialmente chalecos salvavidas y equipos de comunicación en buen estado; y, estar pendiente a los boletines emitidos por este Instituto y las Capitanías de Puerto. (I)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories