752 emergencias en el último fin de año por la tradición de quemar monigotes

La Fundación Médica Contra el Ruido, Ambientecontaminantes, Drogas y Tabaquismo (Fumcoradt) realizó un diagnóstico sobre el uso de pirotecnia y pólvora en la tradición de quemar los monigotes cada fin de año. 

En el último fin de año 2017-2018 se dieron 752 emergencias vinculadas al tema, desde incidentes leves y pequeñas quemaduras hasta accidentes más graves. 

Los datos incluyen información recopilada de Guayaquil, Quito, Cuenca, Manta, Machala, Salinas, Ambato, Riobamba y otras localidades principales del país. 

Del total de casos 272 emergencias se reportaron en Guayaquil

Las estadísticas indican que 77 personas tuvieron quemaduras de primer y segundo grado, de las que 22 estaban en el cantón Guayaquil. 

Lo más grave son las muertes y las lesiones permanentes, dice Francisco Plaza, vocero y coordinador general de Fumcoradt. Cinco perdieron los dedos de una mano, una persona perdió este órgano completamente y dos fallecieron tras tener quemaduras de tercer y cuarto grado.

“Estas personas mueren tras un padecimiento de meses y por lo general fallecen por falla renal o hepática”, afirma Plaza, oncólogo y ginecólogo del hospital Luis Vernaza de Guayaquil.

Quince personas tuvieron traumas acústicos de leves a moderados y siete, problemas oculares. Al igual que se reportaron 22 conatos de incendio

Plaza es parte de la campaña “No quemes monigotes y explosivos y siembra un árbol”. El es radical frente a esta tradición: “No solo es un atentado contra la salud hunama, sino que también destruye y contamina el medio ambiente con gases, humo, metales pesados y otros elementos nocivos que forman parte de los materiales de combustión y de la pólvora”. (I)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories