Monigotes agitan comercio, pero también marcan creencias en ciudades de Ecuador

Ambato –

La venta de monigotes es creciente en ciudades como Ambato, cuya avenida Rodrigo Pachano es ocupada por alrededor de 50 comerciantes. Según Jeanntte Lalaleo, una de ellos; hasta hace diez años solo había cinco expendedores.

Cada vez más coloridos y mejor elaborados, los años viejos ahora también motivan concursos, pero también las figuras marcan creencias.

Lalaleo sostiene que en Ambato y posiblemente en otras localidades de la Sierra central hay ciudadanos que compran monigotes para exhibirlos el 31. Luego los guardan para quemarlos en la próxima despedida de año. “Así se les va las malas energías y la mala suerte que hayan tenido”, menciona.

En Cuenca, 23 barrios presentarán propuestas en el concurso organizado por Amistad Club y la Unión de Periodistas del Azuay. La sátira política local y nacional, el tranvía, fútbol y la coyuntura electoral serán temáticas en esta edición 38.

Así, está previsto aludir al alcalde Marcelo Cabrera y a la obra del tranvía con el título de Misión Imposible, por los tres años de retraso del proyecto.

El año pasado ganó el barrio El Vergel. Segundo Gallegos, su presidente, dice que buscan un segundo tricampeonato para así alcanzar a El Nacional, equipo capitalino dos veces tricampeón nacional de fútbol.

El Municipio de Santo Domingo promueve un concurso con el uso de material reciclado. También premiará a la mejor viuda en el festival a realizarse en la av. Abraham Calazacón.

El certamen es visto por instituciones como fuente de recursos. Jorge Saavedra, coordinador del Centro de ayuda social para recuperación de drogas, dice que participan por primera vez y que anhelan, de ganar un premio, comprar herramientas para sus talleres.

Jorge Mero, director municipal de Cultura, dice que el ganador obtendrá $ 2.500, el segundo, $ 1.800 y el tercero $1.200. Agrega que las viudas ganarán $ 500, $ 300 y $100.

En Machala, los años viejos motivan emprendimientos familiares. Freddy Román asegura que entre ocho parientes armar unos 300 muñecos. “Tenemos monigotes que son de aserrín, papel y ropa; se venden a $ 10; hay otros monigotes de $ 50 a $ 300”, expone.

La exhibición se realiza en la av. Arízaga e incluye figuras alusivas al expresidente Rafael Correa y al hoy mandatario Lenín Moreno.

En La Libertad, Santa Elena, no dejan de pedir los monigotes rellenos de aserrín y vistosas caretas de cartón, como sucede en el barrio 28 de Mayo.

En Manta, Manabí, la playa El Murciélago es sitio de exhibición por el paso constante de turistas. (I)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories