Abuela y nieta mueren aplastadas al colapsar casa por un deslizamiento en Santo Domingo

Santo Domingo de los Tsáchilas –

Angelita Mendoza y su nieta murieron cuando un muro cayó sobre la vivienda de madera donde vivían. La casa estaba construida en un área verde y necesitaba ser reubicada por estar en situación de riesgo.

Las lluvias caídas entre el sábado y la madrugada del domingo habrían provocado que el talud que tenía un muro cediera y cayera sobre la casa de Angelita, ubicada en el Plan de Vivienda Municipal.

La mujer se hallaba en su vivienda con su nieta de 5 años, cuando fueron aplastadas por el muro. Esto ocasionó que haya un estruendo que alarmó a los vecinos, quienes acudieron a la vivienda a rescatar a Angelita y su nieta.

Pero los esfuerzos fueron en vano y no lograron sacarlas con vida de entre los escombros.

Estas serían las primeras víctimas que se registran por el invierno en Santo Domingo.

Santiago Ganchozo, dirigente de la cooperativa, contó que cuando llegaron ya el muro cayó y no pudieron sacar con vida a las víctimas.

En otros sectores de la ciudad también se reportaron afectaciones en casas que se ubican en las cooperativas Santa Martha y Laura Flores. El alcalde Víctor Quirola indicó que aún no tienen un reporte para saber sobre todos los puntos afectados y viviendas con averías por las lluvias.

Se informó que al menos 4 familias fueron reubicadas en casas de acogida y fueron atendidas por el Patronato.

La Prefectura informó que también atendieron deslizamientos en caminos rurales, como en las parroquias Luz de América y Puerto Limón.

En un registro climático el Gobierno Provincial reportó 76 mm de la cota de lluvia que soportó la provincia.

Inundaciones en cantones de Manabí

La etapa invernal también ha comenzado a generar estragos en otras zonas del Litoral. Durante el fin de semana hubo inundaciones en sectores del norte de Manabí.

En Chone, El Carmen, Flavio Alfaro, Bolívar, Tosagua, San Vicente, Sucre, Jama y Perdernales, las últimas lluvias anegaron calles de barrios.

Los cabildos de algunos cantones de esa provincia activaron planes para tratar de hacer canales y permitir que el agua lluvia pueda evacuar lo más rápido posible y habilitar la circulación vehicular.

En algunas zonas, el agua incluso penetró hasta las viviendas bajas.

Por ello vecinos trataron de poner a buen recaudo sus enseres para evitar daños con el inicio de la etapa invernal. (I)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories