La extradición, un proceso que poco ha funcionado en Ecuador

Falta de conocimiento de los jueces, entorpecimiento de los procedimientos, no tener una norma regulatoria macro y la corrupción serían algunas de las causas por las que la mayoría de los procesos de extradición solicitados por Ecuador, a través de la historia, fracasan, según varios especialistas.

La impunidad por fuga de los implicados en un delito es una queja constante, sobre todo cuando están vinculadas personalidades ligadas a la política. En noviembre del 2014 se extraditó desde Panamá al exasambleísta Galo Lara, a quien inicialmente el Gobierno de ese país dio asilo por considerarlo perseguido político, sin embargo, luego se lo entregó al Ecuador donde había sido sentenciado por asesinato.

Carlos Pareja Yannuzzelli llegó en el 2017 desde Miami, en otras circunstancias. Se entregó con la mediación del entonces presidente de la Asamblea, José Serrano.

La última cifra conocida sobre procesos de extradición en trámite de Ecuador es de julio del 2018: 143, entre los pedidos por Ecuador y los requeridos desde fuera. Este diario solicitó una entrevista con la presidenta de la Corte Nacional de Justicia, Paulina Aguirre, el miércoles pasado, pero hasta el cierre de esta edición no tuvimos respuesta.

El presidente de la República, Lenín Moreno, ha ofrecido una cirugía mayor contra la corrupción para que los responsables sean sentenciados.

No obstante, el constitucionalista Ismael Quintana asegura que el actual nivel académico de los jueces en el país es bajo, lo que impide, en ciertos casos, traer a quienes han huido.

“En el caso de Ecuador nuestros jueces de la Corte Nacional de Justicia, donde salen los pedidos de extradición, formulan mal las solicitudes, envían mal las traducciones. Es la causa general para que los procesos no sean exitosos”, señala.

Un ejemplo se habría evidenciado en el último concurso para jueces constitucionales, dice Quintana: “El nivel de exigencia fue tal en la evaluación que las notas no fueron las esperadas a nivel global”.

El experto añade que también habría cierta apatía de los órganos jurisdiccionales del país para resolver delitos. “En el caso de Pedro Delgado, él salió del país hace siete años y resulta que recién esta semana recibe una condena y recién la fiscal anuncia que va a trabajar en conjunto con Cancillería para el proceso de extradición… Hay que perseguir con eficacia los delitos y evitar el trámite engorroso de la extradición”.

El jurista Carlos Estarellas coincide y dice que en el país se deben tener profesionales especializados para estos casos.

“En Ecuador no hay abogados que se especialicen en extradición. Las personas que delinquen y se van, contratan –porque tienen el dinero–, estudios jurídicos internacionales con abogados especializados en extradición”, señala con quienes analizan escenarios.

Cuando son grandes capos, grandes delincuentes estudian a qué lugar pueden irse. Miran países que no tengan tratados de extradición con Ecuador o estudian que los tratados sean antiguos donde los delitos por los que se los busca no estén”.

También recurren a estrategias como declararse perseguidos políticos, añade Quintana.

“Hay delitos que están exentos de la extradición, como los famosos delitos políticos, militares, religiosos y esto dificulta la extradición porque la definición, por ejemplo, de un delito político es compleja. Si se concede asilo político se entorpece las extradiciones. Lamentablemente los convenios interamericanos, nuestra ley de extradición (vigente desde el 2000) indican que al conceder asilo político al requerido impide la extradición”, afirma.

Otra causa para evadir este proceso es adquirir la nacionalidad de un Estado para que el país requiriente no pueda procesar la extradición, dice el abogado Miguel Macías: “Hay normas, como tenemos nosotros y también está en nuestra Constitución (artículo 79), que impide extraditar connacionales”.

La corrupción dentro de algunos procesos también impedirían la extradición. “Hay negligencia. Hay veces que no se analiza si el delito por el que se quiere extraditar sea también delito en el país que reside el requerido. En otras ocasiones la falta de documentos, malas traducciones, responderían a coimas dadas por los interesados”, señala Macías.

Para el jurista Kléber Sigüencia, la lentitud con la que avanzan los procesos extraditorios permitiría la prescripción de los delitos llamados comunes.

“Se pone en riesgo que no haya una reparación integral a la víctima. No hace mucho lograron extraditar del Perú una persona que mató a un policía a casi un año de que prescriba el delito. Pero se tomaron casi 16 años para extraditar”, señala.

Este tipo de extradiciones, según Quintana, confirmarían que la ley “casi siempre se aplica por el lado más débil. Si se trata de un asesinato cometido por un ciudadano cualquiera que se haya fugado del país, se hace la extradición, pero si es un excontralor, un Pedro Delgado o expresidente no pasa nada”.

Mejorar los procesos y cánones diplomáticos agilizarían estos procedimientos, asegura el abogado José Menéndez.

Estarellas cree que el país debe firmar más convenios de extradición con otras naciones.

Sin embargo, Quintana afirma que no es muy recomendable tener demasiados convenios porque “estos procedimientos están dispersos a lo largo del mundo. En el ámbito interamaricano tenemos convenios como el de Caracas o el de Montevideo, pero solo regulan a los Estados que los suscriben. Necesitamos una norma común que regule de forma clara los procesos de extradición”.

Para Sigüencia, en cambio, la función Judicial en coordinación con el ministerio de Relaciones Exteriores y los entes diplomáticos deben crear un organismo o departamento especializado en lo técnico, jurídico y administrativo que solo se dedique a las extradiciones. (I)

Casos de extradiciones que ha logrado Ecuador

2 de diciembre de 1988

Juan Manuel Fornell, funcionario del Banco Central, es deportado de España y enviado a Ecuador acusado de desfalco. En el marco del llamado principio de reciprocidad, Ecuador concede la deportación de Dulce Neus a España acusada de asesinar a su esposo.

2 de febrero de 1996

Ramiro Reyes, hermano del narcotraficante Jorge Hugo Reyes Torres, es deportado al Ecuador después de cumplir una condena en EE.UU. por narcotráfico.

9 de marzo de 2001

El banquero Alejandro Peñafiel es conducido a la cárcel en Quito después de ser extraditado a Ecuador desde Madrid, España. Aunque Peñafiel fue detenido en Líbano en julio del 2000, en una escala aérea en París, Francia, la Policía de ese país lo entregó a España ya que había pedido asilo a esa nación.

20 de septiembre de 2001

Luis Peñaranda, principal implicado en una red de corrupción que operó durante el gobierno de Abdalá Bucaram Ortiz, es extraditado al Ecuador luego de vivir cuatro años como prófugo en Miami. Peñaranda fugó del país en 1997.

16 de dicembre de 2006

El expropietario del Banco Popular, Nicolás Landes, es extraditado desde Costa Rica por petición del Gobierno ecuatoriano acusado del delito de peculado.

14 de noviembre de 2014

Desde Panamá es extraditado a Ecuador el exasambleísta Galo Lara, condenado a diez años de cárcel acusado de cómplice de un triple asesinato en la zona de Quinsaloma, Los Ríos. 

25 de enero de 2018

Bruno C., de nacionalidad peruana y con difusión roja de la Interpol, es extraditado desde Perú a Ecuador. El detenido tenía una sentencia por violación y asesinato de una funcionaria de la Alcaldía del cantón Valencia, provincia de Los Ríos.

 

Casos de extradiciones ejecutadas desde Ecuador

1994

Carlos López Monsalve, más conocido como el Monstruo de los Andes, es deportado a Colombia después de cumplir su condena por la violación y asesinato de decenas de mujeres y niñas. Colombia, su país de origen, había pedido su extradición.

2 de enero de 2004

Juvenal Ovidio Ricardo Palmera Pineda, alias Simón Trinidad, cuarto al mando de la cúpula de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), es capturado en Quito durante un operativo. Inmediatamente es deportado a Colombia para ser extraditado a EE.UU. acusado de secuestro y tráfico de drogas.

23 de agosto de 2018

Paúl Ceglia es detenido en Ecuador acusado de fraude y extorsión contra Mark Zuckerberg, creador de Facebook. Ceglia espera ser extraditado después de un pedido de la Corte de EE.UU.

7 de enero de 2019

Luis Andrés Mario Orbezo Tejada, de nacionalidad peruana, es detenido en Machala, El Oro. Orbezo, quien tiene una sentencia de cadena perpetua en su país por asesinato, espera su extradición.

 

Procesos fallidos de extradiciones pedidas por Ecuador

CASO AEROPIRATAS

El gobierno de José María Velasco Ibarra solicita la extradición de los secuestradores del avión de la aerolínea estatal Tame en septiembre de 1969. Los implicados se refugian en La Habana, Cuba. El pedido no es acatado. 

CASO VERDUGA

El exministro de Gobierno César Verduga fuga del país el 3 de abril de 1998 al ser acusado por un aparente mal manejo de 26.000 millones de sucres en gastos reservados o secretos. El 20 de octubre de 2017, Verduga es detenido en Argentina. En enero del 2018, la Cancillería ecuatoriana anuncia que formalizó en Argentina el pedido de extradición. El 2 de agosto, el juez Miguel Jurado declara prescrita la acción penal al no existir oposición de la Fiscalía y una vez que fenece el plazo para tramitar el proceso judicial por el delito de peculado.

CASO FILANBANCO

Existe un pedido de extradición por parte del Gobierno ecuatoriano contra los hermanos Isaías, acusados de peculado y que residen en Miami, Estados Unidos. En junio del 2008, la Corte Suprema de Justicia entrega la documentación para sustentar la extradición de los hermanos Isaías que sigue en trámite. En abril del 2012 los Isaías son sentenciados a 8 años de prisión por el delito de peculado.

CASO MAHUAD

El expresidente Jamil Mahuad es derrocado en enero del 2000, y a los pocos días sale del país y se radica en EE.UU. En julio del 2000, la Corte Suprema de Justicia dicta orden de prisión acusándolo de peculado bancario. El 24 de octubre de 2013, la Corte Nacional de Justicia envía a la Cancillería la petición de extradición del expresidente Jamil Mahuad. El expresidente es requerido por la justicia ecuatoriana por el delito de peculado y de concretarse su extradición afrontaría una pena de ocho a doce años de prisión.

CASO PEDRO DELGADO

Pedro Delgado, expresidente del directorio del Banco Central, huye de Ecuador en diciembre de 2012 acusado de malversación de fondos y falsificación de documentos y se radica en Miami, Estados Unidos. En noviembre de 2014, la Justicia ecuatoriana ordena iniciar el proceso de extradición, pero todavía no obtiene respuesta. Sobre Delgado pesan dos sentencias: una de cinco año de prisión por enriquecimiento ilícito y la segunda por ocho años por el delito de peculado bancario. 

CASO CARLOS PÓLIT

El 26 de mayo de 2017, el excontralor Carlos Pólit huye del país luego de ser vinculado en la investigación del sistema de coimas implementado por la empresa brasileña Odebrecht. En junio de 2018, el Tribunal de la Corte Nacional de Justicia sentencia a Pólit y a su hijo por el delito de concusión a seis y tres años de prisión, respectivamente. La extradición de Pólit está en trámite y no se ha podido concretar por falta de documentos.

CASO CARLOS PAREJA CORDERO

En mayo de 2017, Carlos Pareja Cordero y su hijo Carlos Pareja Dassum, implicados en casos de corrupción dentro de la petrolera estatal Petroecuador, son detenidos en Lima, Perú. Ecuador solicita sus extradiciones, pero luego de 40 días en la cárcel la justicia peruana los libera condicionalmente. Los acusados actualmente tramitan el estatus de refugiados y el Gobierno ecuatoriano realiza las gestiones para impedirlo.

Si no existe un tratado bilateral de extradición, ese país se va a negar a extraditar a un ecuatoriano. Con ciertos países africanos no tenemos acuerdos”. José Hernández, jurista

Tenemos jueces que han llegado a sus cargos cumpliendo con supuestos requisitos formales, pero no son precisamente personas versadas en derecho”. Ismael Quintana, constitucionalista

Hay que actualizar todos los tratados que tiene Ecuador. Creo que sí existe la voluntad política de los países para hacerlo, pero debe haber una negociación”. Carlos Estarellas Velázquez, constitucionalista

La extradición en el país se ha vuelto compleja al menos los últimos veinte años porque fallamos en las traducciones o hay problemas con piezas procesales”. Kléber Sigüencia, jurista

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories