En 6 años nacieron cerca de 100.000 tortugas marinas

Manta –

La brisa de mar acaricia a quien camina los 2,2 kilómetros de playa de San Lorenzo, en donde se dispersan también 219 nidos, mayoritariamente de tortugas golfinas, las cuales desovaron en este espacio mantense.

Por su fija presencia, el Consejo Provincial de Manabí declaró    a este punto como la génesis de la tortuga golfina. Allí hay letreros alusivos a los quelonios, pues también hay tortugas verdes, incluso un monumento a la tortuga. Además, en el 2012, el Ministerio del Ambiente implementó el proyecto de conservación de tortugas en El Refugio de Vida Silvestre Marina Costera Pacoche.

En seis años han nacido cerca de 100.000 tortugas golfinas (que han sido mayoría) y verdes en los 1.372 nidos que se han protegido entre 2012 y 2018, según la Coordinación zonal 4 del Ministerio del Ambiente, que destaca que ello convierte a las costas mantenses en icónicas en el desove.

Pero, además de San Lorenzo, han nacido tortugas en Santa Marianita, Ligüiqui, Las Piñas y Santa Rosa, poblados asentados en la ruta Manta-Puerto Cayo.

Alan Benalcázar, coordinador zonal 4 del Ministerio del Ambiente, indicó que los resultados obtenidos a partir del primer año son considerados línea base para seguir con el proyecto; refirió que disponen de datos biométricos de adultos y neonatos, tiempo estimado de eclosión según la especie, cifra de anidadas por temporada y zona de anidación.

Por ejemplo, en la mayoría de los 219 nidos registrados en San Lorenzo, el patrón indica que las madres desovaron entre la última semana de noviembre y primera de diciembre.

Iliana Solórzano, administradora del Refugio de Vida Silvestre y Marino Costera de Pacoche, señaló que por aproximadamente 60 días los huevos deben permanecer enterrados en la arena y que por ello debería haber una eclosión a fines de este mes o inicios de febrero.

Solórzano destacó que una vez adultas, las tortugas anidarían en el mismo sitio donde antes sus madres depositaron sus huevos. Comentó que según esta tendencia, después de 25 años a 30 años –cuando la tortuga se encuentra en madurez sexual–, la playa de San Lorenzo estaría repleta de nidos.

“La tortuga obtiene como una impronta, graba el sitio donde nace, entonces por eso es que a los 30 años que alcanza su adultez, y si esa tortuga no fue manipulada, no tuvo ningún impacto y no fue capturada, ella va a regresar a la misma playa donde nació”, explicó.

El plan abarca la sensibilización de pobladores. Kléber Reyes, presidente de la junta parroquial de San Lorenzo, comentó que dueños de locales comerciales y restaurantes pueden atender inquietudes de turistas respecto a la especie.

Y hay directrices. Según Solórzano, están prohibidos autos y motos en la playa, que se efectúen fogatas o actividades de campamento, que incluyan colocar parasoles u otro tipo de actividad antrópica. (I)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories