Estados Unidos interroga a diplomáticos de Ecuador por caso Assange

Londres –

Investigadores estadounidenses interrogarán a partir de este viernes a diplomáticos ecuatorianos que pasaron por Londres sobre las personas que visitaron en los últimos seis años en esta embajada al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, informó el jueves esta organización.

WikiLeaks, famosa por la publicación de documentos oficiales clasificados, afirmó en un comunicado que el Departamento estadounidense de Justicia estaba investigando los supuestos encuentros entre Assange y el exdirector de campaña de Donald Trump, Paul Manafort.

Por su parte, el Departamento de Justicia de Estados Unidos rechazó hacer ningún comentario a la AFP.

Según WikiLeaks, los investigadores desean hablar con seis personas que trabajaron en la embajada de Ecuador en Londres a partir del viernes en Quito. Otros diplomáticos, que todavía ejercen en la capital británica, podrían ser interrogados en un futuro.

El diario británico The Guardian informó en noviembre que Manafort y Assange se habían encontrado en varias ocasiones entre 2013 y 2016.

Al final de este periodo, Manafort, abogado y lobista, se hizo conocido. WikiLeaks publicó miles de correos electrónicos sustraídos a miembros de la campaña de la rival de Trump en las presidenciales estadounidenses, la demócrata Hillary Clinton.

Assange, australiano de 47 años, se refugió en la embajada ecuatoriana en 2012 para escapar a una orden de arresto europea en el marco de un caso de supuesta violación y acoso sexual en Suecia. Aunque ese caso ya fue archivado, Assange sigue en la legación, asegurando que teme que la policía británica lo arreste y lo extradite a Estados Unidos por violación de la seguridad nacional.

WikiLeaks niega cualquier encuentro entre Assange y Manafort, un personaje central de la investigación del fiscal especial estadounidense Robert Mueller sobre los lazos de Trump con Rusia.

Según WikiLeaks, Ecuador se mostró especialmente complaciente ante las peticiones de interrogatorios.

El ministerio de Relaciones Exteriores “aprobó la petición, aunque sea extremadamente inusual autorizar interrogatorios de exdiplomáticos sobre el trabajo, o aportar a investigadores extranjeros información sobre personas que hayan obtenido asilo político”, lamentó la organización.

Al ser preguntado por la AFP, el ministerio de Exteriores ecuatoriano declinó hacer comentarios, alegando que el caso incumbía a la Justicia del país, “de manera independiente al poder ejecutivo”. (I)

Tomado de El Universo – Ecuador

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories