Tres cadetes ecuatorianos sobrevivientes del atentado en Bogotá volvieron con Otto Sonnenholzner

(Actualizado a las 18:15)

El vicepresidente de la República Otto Sonnenholzner, la ministra del Interior María Paula Romo y tres de los cadetes ecuatorianos que estudian en la academia policial que fue blanco de un atentado el jueves en Bogotá, arribaron este viernes en una avioneta a la Base Aérea Simón Bolívar, en el norte de Guayaquil, procedentes de la capital colombiana.

Junto a Marta Lucía Ramírez, vicepresidenta colombiana, el segundo mandatario de Ecuador participó el viernes en una rueda de prensa. Ahí Ramírez confirmó que “somos dos pueblos hermanos y hay futuros que siempre deben estar convergentes en esa hermandad”.

Los nueve sobrevivientes ecuatorianos han decidido seguir estudiando en la escuela policial Santander, en Bogotá, a pesar del atentado terrorista que segó la vida de al menos 21 personas, entre esos una joven cadete quiteña. Así lo anunció Sonnenholzner, que el jueves se desplazó a Colombia junto a la familia de la joven fallecida Érika Chicó Vallejo. Dijo que les están dando el apoyo porque trabajan para proceder a la repatriación de los restos de la joven estudiante.

La Cancillería ecuatoriana informó que estaba por definirse el día en que serían repatriados sus restos. Los familiares tienen previsto ir la tarde de este mismo viernes a las instalaciones de Medicina Legal en Colombia, para realizar los procedimientos de rigor.

Volverán a Ecuador por pocos días

Los nueve jóvenes volverán por diez días al Ecuador para reencontrarse con sus familias luego de este acontecimiento y sobreponerse sicológicamente, pero han decidido continuar estudiando en el centro policial hasta graduarse, confirmó el segundo mandatario.

Sonnenholzner dijo que es un mensaje fuerte de los cadetes, porque han asegurado que van a seguir estudiando y destacándose como los mejores.

En declaraciones a medios colombianos, el vicepresidente dijo que está claro que este es un problema transfronterizo, por eso es importante mantener la coordinación entre autoridades, no solo en tema de violencia, sino por las consecuencias que vivimos en Ecuador con la cantidad de colombianos refugiados. Lo hacemos con gusto porque hay que hacerlo, y lo seguiremos haciendo, reafirmó.

Además, destacó que hay un fortalecimiento y control de frontera debido a la amplia coordinación de autoridades.

Sonnenholzner, junto a la ministra del Interior, María Paula Romo, acompañan desde el jueves a la familia Chicó, con cuyos integrantes viajaron a Bogotá. Allá también se encuentra Walter Sanango, quien ya se vio con su hija Carolina, quien resultó afectada en el oído por el estruendo. (I)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories