Corte autoriza a Donald Trump a bloquear contratación de soldados transgénero

Washington –

El gobierno estadounidense puede por ahora seguir adelante con sus intenciones de restringir el servicio militar para hombres y mujeres transgénero mientras el asunto se dirime en los tribunales, falló el martes la Corte Suprema.

Este martes la Corte suprema decidió con una estrecha mayoría, 5 votos sobre 9, suspender las decisiones de los tribunales, en espera de que se pronuncien las cortes de apelación. Los cuatro jueces progresistas se opusieron a esta decisión.

El presidente Obama había previsto que el ejército estadounidense empezara a contratar militares transgénero a partir de 2017.

La decisión allana el camino para que el Pentágono prohíba la incorporación de personas que hayan pasado por una transición de género. Le permitirá al gobierno además exigirle a todos los militares prestar su servicio con el género de nacimiento, a menos que hayan iniciado un proceso de transición bajo las normas menos rígidas de la presidencia de Barack Obama.

El gobierno actual presidido por Donald Trump llevaba más de un año tratando de revertir las normas de Obama, y le pidió a la Corte Suprema pronunciarse en torno a casos relevantes relacionados con la política de militares transgénero, pero el tribunal declinó por ahora.

Esos casos por ahora seguirán resolviéndose en tribunales inferiores y eventualmente podrían volver a la Corte Suprema. Pero el hecho de que cinco de los magistrados estaban dispuestos a permitir que la política sea implementada hace más probable que la posición de la administración Trump prevalezca.

La vocera del Departamento de Justicia Kerri Kupec dijo que esa instancia está satisfecha con el resultado.

“El Departamento de Defensa tiene la potestad de crear e implementar las normas que considere necesarias para defender a nuestra nación”, dijo la portavoz, añadiendo que los otros tribunales habían obligado a las fuerzas armadas a “mantener una política previa que presentaba riesgos a la eficacia y letalidad militar”.

Varios grupos que habían demandado al gobierno por esas normas dijeron que albergan esperanzas de que eventualmente ganarán la batalla. Jennifer Levi, abogada de GLBTQ Legal Advocates & Defenders, dijo en un comunicado que “la cruel obsesión de este gobierno por expulsar de las fuerzas armadas a militares dedicados y capaces por el solo hecho de ser transgénero es algo que contradice la razón y no podrá sobrevivir el escrutinio legal”.

Cambios en era Trump

Hasta hace unos años, un militar estadounidense podía ser dado de baja por ser transgénero. Eso cambió con la administración de Obama. Las fuerzas armadas anunciaron en el 2016 que todo transgénero que esté en las fuerzas militares podrá servir abiertamente como tal. Y se fijó el 1 de julio del 2017 como la fecha a partir de la cual todo individuo transgénero podía incorporarse.

Pero tras el ascenso al poder de Trump, las autoridades postergaron la fecha afirmando que el asunto requería mayor análisis. A fines de julio del 2017, el presidente tuiteó que no iba a permitir que “Individuos Transgénero sirvan en capacidad alguna en las Fuerzas Armadas”.

No hay cifras oficiales, pero se estima que entre 1.320 y 15.000 personas transgénero sirven en el ejército estadounidense, de un total de 1,3 millones de militares en activo. (I)

Tomado de El Universo – Ecuador

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories