Ana Galarza dispuesta a pedir disculpas por usar tarjeta de su asesora

Quito –

“Si tengo que pedir disculpas por utilizar la tarjeta magnética (de Carmen Alvarado), para trabajar lo acepto, pero en ningún momento ha sido por causar un perjuicio al Estado”, lo dijo entre lágrimas la asambleísta, Ana Galarza (CREO), investigada por la comisión tripartida acusada de supuesto delito de concusión, enriquecimiento ilícito y uso doloso de documento falso.

Con la comparecencia de Galarza que duró casi dos horas, la comisión tripartita cerró la etapa de indagación y en tres días centrará su trabajo en elaborar el informe. Según el presidente de la comisión, Raúl Tello, el viernes entregarán el informe para conocimiento de la Presidencia de la Asamblea.

En la sesión de este 22 de enero, la comisión no aceptó la práctica de nuevas diligencias solicitadas por el asambleísta acusador, Ronny Aleaga (RC), como una ampliación de la comparecencia del ex asesor Lenin Rodríguez.

Pero en la sesión se aceptó la intervención del abogado de la representante de Tungurahua, Marcelo Dueñas, quien pidió ante la comisión el archivo de la denuncia porque a su criterio no existe prueba alguna de gestión de cargo público, que los asesores testimoniaron que jamás entregaron parte de sus sueldos a la legisladores o a su esposo, Juan Francisco Sevilla. Que al no tener sustento la denuncia y al ser “un tiro al aire”, no amerita ni un simple llamado de atención, anotó.

La exposición de Galarza inició revelando que ha recibido ella y su familia amenazas de muerte por su fiscalización, y que desde que se estrenó en la Asamblea inició una lucha por la corrupción arriesgando su vida, y además que ha sido víctima de violencia porque quien la denunció ocasionó un daño moral terrible basado en calumnias producto de su resentimiento.

“Jamás, jamás he pedido, ordenado o exigido un solo centavo de mis colaboradores. El señor Rodríguez no ha aportado con nada, porque es falso, una mentira y una calumnia”, aclaró la legisladora quien estuvo acompañada por su esposo, su abogado y los asesores que comparecieron un día antes.

También aseguró que jamás ordenó que se firme las entradas y salidas de sus empleados. Que su asesora Carmen Alvarado, trabajaba en territorio y que ahí no necesita usar la tarjeta magnética y por eso la ha dejado en el despacho en Quito y con ella “ingresábamos al Palacio Legislativo”.

Respecto a su asesor 1, Omar Mayorga, quien es esposo de la asesora 2, Carmen Alvarado, la legisladora aclaró que él cumplía su trabajo con creces mientras gerenciaba la flota Pelileo.

Antes de pedir el archivo de la denuncia, con lágrimas agradeció a su esposo y pidió le perdón por “todo lo que ha tenido que sufrir por mi trabajo, por mi fiscalización, debo agradecerle que siempre ha estado junto a mi, aunque te han humillado”.

El denunciante Ronny Aleaga (RC), cuestionó que la comisión haya aceptado la intervención del abogado de Galarza y no se haya aprobado la intervención del legislador suplente, Luigui García, quien también es abogado del ex asesor de Galarza.

Dijo que no se conduela de las lágrimas de la acusada, pues aseguró que la legisladora de CREO intentó victimizarse. Aleaga reveló que logró adjuntar como prueba la declaración juramentada de Lenin Rodríguez, que da fe que Galarza gestionó su cargo en la Asamblea Nacional como asesor de Jeannine Cruz (CREO).

Aleaga aseguró que en este caso lo que cabe una destitución y no una sanción con la que está dispuesta a aceptar la acusada. “Aquí se ha cumplido la causal de gestionar cargo público, pues por expresiones de la propia asambleísta Jeannine Cruz, afirma que contrató a Lenin Rodríguez, por recomendación de Ana Galarza”, sostuvo. (I)

Tomado de El Universo – Ecuador

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories