Galo Plaza Lasso, un ecuatoriano internacional

En la historia del Ecuador durante el siglo XX, uno de los personajes políticos que trascendió nuestras fronteras fue Galo Lincoln Plaza Lasso, hijo del dos veces presidente la República, Leonidas Plaza Gutiérrez.

La fígura de Plaza ha logrado amplio consenso entre los políticos de diversas posturas ideológicas, el Dr. Juan Isaac Lovato, militante socialista diría de él: “Fue amigo y defensor de la democracia y la paz, a los que sirvió permanentemente con decisión, acierto y firmeza”.

Plaza, fanático de los toros y del fútbol, era también agricultor y amante de la naturaleza, político y diplomático; ejerció la presidencia del Ecuador como su padre. Nació el 17 de febrero de 1906 en Estados Unidos cuando su padre era ministro plenipotenciario del Ecuador en ese país. Sus estudios los realizó en prestigiosas universidades norteamericanas como la de California y Maryland donde se graduó en la especialización de Agricultura y Ganadería; igualmente obtuvo el título en Derecho Internacional por la Universidad de Georgetown.

Leticia Guerrero Valenzuela (i)con el expresidente Galo Plaza Lasso en una velada de la OEA en Washington, Estados Unidos.

A su regreso al país comenzó a militar en las filas del Partido Liberal, en el que ocupó varios cargos públicos y en 1939 fue Ministro de Guerra durante la administración del Dr. Aurelio Mosquera. Su faceta de internacionalista la inició cuando en 1944 fue embajador de Ecuador en los EE.UU. Al año siguiente representó al país junto al Dr. Camilo Ponce en la firma de la Carta Constitutiva de las Naciones Unidas.

La presidencia de la República 

Plaza fue candidato liberal para las elecciones de 1948 en las que derrotó al Dr. Manuel Elicio Flor del Partido Conservador y al general Alberto Enríquez representante de la izquierda. Plaza inauguraría uno de los periodos de mayor estabilidad política en el país, además formó un gabinete de integración donde estaban representados partidos políticos que iban desde la derecha hasta la izquierda. A nivel económico Ecuador se dinamizó gracias a las exportaciones de banano, que en ese momento estaba en pleno apogeo, ubicando al Ecuador como el primer exportador del producto. Plaza impulsa un proyecto modernizador del Estado y trata de adecuar la economía del país a un eje integrador de desarrollo con los EE.UU.

El Gral. Guillermo Rodríguez Lara (i) en reunión con Galo Plaza Lasso (d). Archivo

Uno de los aspectos que más se destaca de su gobierno fue el alto nivel de tolerancia con la oposición política y de cierto sector de la prensa. En la Costa, el naciente CFP (Concentración de Fuerzas Populares) arreciaba con una virulenta confrontación contra Plaza; a pesar de todas las críticas, el Presidente simplemente las ignoraba o respondía con la lucidez y tolerancia que fue su característica en toda su vida. Muchos analistas consideran que uno de los legados más importantes del gobierno de Plaza fue su respeto y mesura a toda la oposición política. El respeto a la libertad de expresión fue uno de los pilares  de su gobierno.

Su faceta diplomática

Una vez que deja la Presidencia, Plaza también destacaría en el servicio exterior, donde alcanzaría un alto reconocimiento internacional. Especialmente se convertiría en un destacado mediador de conflictos al servicio de las Naciones Unidas. Crisis como la del Líbano (1958), Congo (1960) y sobre todo la de Chipre (1964-1965) lo tendrían en primera fila como enviado especial del organismo, allí se revelaría su alta capacidad para el diálogo y su habilidad para lograr consensos.

En 1961, ya provisto de un brillante prestigio internacional es designado por el presidente Carlos Julio Arosemena Monroy como enviado especial del gobierno ecuatoriano ante la administración Kennedy en EE.UU.

Su más alta función fue cuando el 13 de febrero de 1968 fue elegido Secretario General de la OEA, logro obtenido por 16 votos frente al venezolano Marcos Falcón. Plaza reemplazaría a José Antonio Mora. Su mandato duró hasta 1975. De su paso por el organismo se referiría Joao Baena Soarez con estas palabras: “Contribuyó a la consolidación de la organización en el escenario mundial y supo inspirar respeto y admiración”.

Cuando Plaza deja la OEA, siguió prestando servicios al país en diversas funciones.

Galo Plaza Lasso muere un 28 de enero de 1987 en Quito. El historiador Enrique Ayala Mora en una entrevista definió a Plaza como un ”espiritu tolerante con la protesta y la oposición. Estuvo cercano a las élites del país, pero aún así fue un hombre abierto, lúcido, con visión de futuro que cumplió una agenda de modernización del país”. (I)

  • Galo Plaza Lasso asumió la Presidencia en 1948.
  • Fue agricultor, amante a la naturaleza, político y diplomático.
  • En 1968 fue designado secretario general de la OEA.
  • El respeto a la libertad de expresión fue uno de sus pilares.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories