La extensión del Metro de Quito demandará hasta $ 400 millones

Quito –

Entre $ 360 y $ 400 millones adicionales costaría la extensión de 5,4 kilómetros del Metro de Quito desde El Labrador hasta La Ofelia (norte de la ciudad) con la construcción de 4 nuevas estaciones.

Esa es la estimación del Municipio capitalino una vez que la propuesta de ampliar su trayecto fuese presentada por el alcalde de Quito, Mauricio Rodas, a la ciudadanía y al Gobierno en la sesión solemne por la fundación de Quito, en diciembre del año pasado.

El funcionario sostuvo que la iniciativa busca aprovechar la capacidad instalada que aún está en la ciudad y reducir costos fijos. Agregó que el proyecto pasaría de 22,6 a 28 kilómetros.

El presupuesto total de construcción del Metro es de $2.009 millones y no se prevén montos adicionales. Jorge Yáñez, gerente general del Metro de Quito, mencionó que la obra tiene un costo aproximado por kilómetro de $ 90 millones. Ese valor de entre $ 360 y $ 400 millones cubriría la extensión, el equipamiento e incluso trenes adicionales.

Con ello se podría incrementar en un 30% adicional la demanda de pasajeros según estudios preliminares.

Rodas indicó que el flujo iría de 400.000 a 530.000 pasajeros diarios, atendiendo a zonas de mayor crecimiento demográfico en el norte de la ciudad.

“Hemos tenido una buena predisposición de los organismos de crédito para financiar esta extensión, de igual forma, el Ministerio de Finanzas tiene una intención bastante favorable para apoyar al proyecto”, añadió Yáñez.

El proyecto Metro de Quito inició su construcción en abril del 2016. Tiene un avance del 80%. Se debe completar la fase de arquitectura, montaje de vía, parcialmente accesos y escaleras, completar pozos de bombeo y salida de emergencia, fase de electromecánica, incluyendo las pruebas de los trenes en túnel. También faltan algunos andenes informó Acciona, la empresa española que construye la obra.

De aprobarse la iniciativa de Rodas, el tiempo de construcción sería de 36 meses que no afectaría el funcionamiento del Metro previsto para diciembre de este año.

Las paradas nuevas serían: cerca del Centro de Exposiciones Bicentenario, dos a lo largo de la avenida de la Prensa y una última junto a la parada de buses de La Ofelia. Se unirían a las 15 estaciones iniciales que de norte a sur son: El Labrador, Jipijapa, Iñaquito, Carolina, La Pradera, Universidad Central, El Ejido, La Alameda, San Francisco, La Magdalena, El Recreo, Cardenal de la Torre, Solanda, Morán Valverde y Quitumbe.

“Depende de una decisión política del Gobierno, de que finalmente se consigan los créditos que realmente sufre un proceso de aprobaciones bastante extenso, hay que contratar ciertos estudios previos para ya ir definiendo la ingeniería y con esos detalles proponer ya el financiamiento, tener un presupuesto mucho más aterrizado, es un proceso que toma varios meses”, expresó Yáñez.

Para César Arias, experto en movilidad, desde El Labrador hacia el norte no hay demanda para el Metro.

Propone ejecutar –en unos dos años y a un costo más barato–, la extensión del Trolebús hacia Carapungo que tendría un costo aproximado de entre $80 y $ 100 millones. 

Reparos

Postura

Extensión

Carlos Páez, exsecretario de Movilidad y concejal (ex-AP), dijo que anunciar un segundo paso sin haber terminado el primero es sintomático de lo que ha sido la gestión municipal: desorden en cuanto a planificación.

Pendientes

Páez explicó que la primera línea del Metro no solo requiere que se pongan a funcionar los trenes, sino que hay temas pendientes como el sistema integrado para el pago de pasajes, la extensión de los corredores y otros.

Se alistan pruebas para el segundo tren que arribó para este sistema

En los próximos días se realizarán las pruebas dentro del túnel del segundo tren del Metro de Quito que llegó el pasado lunes a la capital desde España.

El primero arribó el pasado 18 de septiembre. Tienen una capacidad de 1.500 pasajeros.

Antes de las pruebas, se verificará que esté en óptimas condiciones después del viaje y el ajuste de los sistemas electromecánicos y electrónicos.

En total son 18 trenes (de 6 vagones cada uno). Los restantes 16 arribarán en los próximos meses. Su costo es de $ 183 millones financiados por un crédito del Fondo para la Internacionalización de la Empresa (FIEM).

Son construidos en España por la empresa Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles, que además entrega material complementario para la operación del Metro como vehículos auxiliares, equipos, herramientas de taller y lote de repuestos.

Los trenes harán el recorrido de los 22,6 kilómetros en 34 kilómetros. El 70% de las rieles ya están colocadas a lo largo del túnel. La frecuencia de cada tren será de 4 minutos. Estarán dotados de un sistema de información al usuario: letreros electrónicos de información, avisos sonoros, detección de incendios. Además diseñados para personas con discapacidad y asientos preferenciales.

La tarifa de un solo viaje será de $ 0,45 que se la pagará a través de una tarjeta de recaudo sin contacto.

El Municipio maneja la primera opción de que el Metro sea operado mediante concesión por un operador privado que resultare ganador de un concurso público. (I)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories