Venezuela recuerda 20 años de chavismo con disidentes que evalúan apoyo a Juan Guaidó

Caracas –

Abrazaron la revolución con el entusiasmo que lo hicieron millones de venezolanos. Hoy denuncian que Nicolás Maduro sepultó el proyecto fundado por el fallecido líder socialista Hugo Chávez.

Son disidentes del chavismo, exaltos funcionarios que consideran “ilegítimo” a Maduro, aunque no todos apoyan al jefe parlamentario opositor Juan Guaidó, mandatario interino.

Algunos, agrupados para promover una salida negociada pero sin mayor peso político, acusan a ambos polos de empujar al país a una intervención militar extranjera y una guerra civil.

Aquí cuatro testimonios de estos excamaradas, al cumplirse este sábado 20 años de la llegada de Chávez al poder (1999-2013):

“Caras de la misma moneda”

Exministro de comercio y exembajador, Gustavo Márquez observa con estupor el punto crítico de la crisis: Maduro, “aferrado al poder y con su legitimidad comprometida”, y Guaidó montando un “Estado paralelo” con respaldo de Estados Unidos y sus sanciones económicas.

Son “dos caras de la misma moneda”, dice. Guaidó, producto de un “guión” de Washington para estrangular al país y controlar la mayor reserva petrolera del mundo; y Maduro, con apoyo militar, pero “de espaldas a la realidad”.

La oposición, advierte, pone “en juego la vida de millones” y arriesga a Venezuela a un expolio.

CARACAS.- Gustavo Márquez (AFP)

“Sea negociación o guerra (…), habrá un reparto de la torta. Estados Unidos, Rusia y China buscan quedarse con su pedazo”, subraya el exfuncionario de 72 años.

Márquez critica que la revolución profundizará el modelo rentista petrolero -haciendo “más barato importar que producir”-, así como los controles que dinamitaron la economía.

“Se asumió el modelo estatista fracasado de Cuba“, afirma.

Maduro “contra la pared”

Luisa Ortega pagó cara su ruptura con Maduro. Fue destituida como fiscal general tras denunciar un quiebre democrático y la represión de las protestas de 2017, con 125 muertos; y huyó a Colombia.

Ensalza a Guaidó como “un valiente”. “Apuesto a Juan Guaidó (…), el éxito de él es el éxito de todos los venezolanos. Tenemos a Maduro contra la pared”, celebra.

Su apuesta, antes, era otra. Durante su gestión, la Fiscalía acusó a Leopoldo López -jefe político de Guaidó- para que fuese condenado a casi 14 años de cárcel que cumple en casa.

BOGOTÁ.- Luisa Ortega (AFP)

“No me arrepiento (de apoyar a Chávez), pero he pedido perdón por errores que cometí (…), sobre todo no haber dicho oportunamente algunas cosas”, sostiene.

Ortega, de 61 años, asegura que la propuesta original de Chávez era “humanista”, pero se desdibujó con la corrupción, y que Maduro “consolidó” su “destrucción”.

Así, el legado del chavismo es “miseria, hambre, represión, exilio, tragedia”, denuncia.

“La revolución zozobró”

“Los venezolanos vamos a bordo” de dos trenes de alta velocidad a punto de chocar, alerta Héctor Navarro, quien ocupó cuatro ministerios con Chávez.

Amigo del exmandatario desde que este cayó preso por la intentona golpista de 1992, considera que el gobierno de Maduro agoniza.

Sin embargo, dice, “la pregunta es si esa fase terminal es para arrastrar al país y ponerlo en manos” de intereses extranjeros o triunfa “la política y que sea el pueblo el que decida”.

De 69 años, cuenta que el cáncer separó a Chávez del poder mucho antes de morir y que no pudo hacer nada aunque veía venir la demoledora crisis económica.

CARACAS.- Héctor Navarro (AFP)

Piensa que el expresidente eligió a Maduro como sucesor, “convencido de que no moriría”. Su ungido, lamenta, fracasó.

Maduro le pidió el puesto apenas tomó el poder y, tras sumarse a denuncias de corrupción, lo expulsaron del partido gobernante.

“Esta revolución zozobró” y se llevó por delante a la izquierda latinoamericana, dice el exfuncionario, quien, con una pensión equivalente a seis dólares, vive del dinero que envía un hijo que emigró.

Pasa el tiempo cuidando a sus nietos y promoviendo una tercera vía.

Castas corruptas

“Nos debatimos entre una salida negociada o la guerra”, afirma la exministra de Economía Popular Oly Millán, quien mastica el desencanto tras haber volcado su pasión izquierdista hacia el proceso bolivariano.

Profesora universitaria de 52 años, plantea con sus excompañeros de gabinete un referendo para renovar todos los poderes; pero reconoce que, en la “polarización extrema”, no muchos compran la idea.

Con tono academicista, explica que el proyecto se agotó por una visión del socialismo en la que el Estado controla todo, una “oposición extremista” que nunca reconoció a Chávez y la radicalización posterior al golpe de Estado de 2002.

CARACAS.- Oly Millán (AFP)

Cree que el boom petrolero (2004-2014) y el “cierre de la autocrítica” impulsaron castas corruptas que amasaron fortunas y siguen en el poder.

Una denuncia suya de sobornos en contrataciones fue tildada por Chávez como una conspiración de Estados Unidos. Fue la gota que rebasó el vaso.

Las grandes fechas de Venezuela desde que Chávez llegó al poder

Estas son las fechas clave en Venezuela desde que Hugo Chávez, quien murió en 2013, llegó al poder hace 20 años, y cuyo sucesor, Nicolás Maduro, enfrenta un desafío del jefe del Parlamento, reconocido como presidente interino por un sector de la comunidad internacional.

“Revolución bolivariana”

El 2 de febrero de 1999 el socialista Hugo Chávez, elegido en diciembre, es investido presidente. En 1992 había tratado de tomar el poder mediante un golpe militar fallido, por el que pasó dos años en prisión.

Chávez lanzó una “revolución bolivariana”, en nombre del héroe de la independencia, Simón Bolívar, con muchos programas sociales, en un país marcado por inequidades inequívocas. Es reelegido por seis años en 2000.

En noviembre del 2001 promulgó 49 decretos-leyes, autorizando la nacionalización de tierras, petróleo y bancos.

CARACAS.- Mural de Hugo Chávez (AFP)

Golpe de estado perdido

En abril de 2002, tras huelgas en el sector petrolero, la Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV) y la organización de empleadores Fedecámaras exigen su dimisión en una manifestación gigante. La represión causó la muerte de 19 personas.

Despedido del poder durante dos días por un golpe de estado, Chávez retornó a la presidencia, apoyado por militares leales y por una masiva movilización popular.

El 2 de diciembre comenzó una huelga general que paralizó el país durante 63 días, afectando las exportaciones de petróleo.

CARACAS.- Muñeco inflable de Hugo Chávez en una manifestación chavista del 31 de enero de 2019 (AP)

En 2004, ganó un referéndum sobre su posible despido y fue reelegido en 2006. A fines de 2010, el Parlamento le autorizó a gobernar por decreto durante 18 meses.

En febrero del 2011, con motivo de sus 12 años en el poder, pide perdón por sus errores, pero está encantado de haber erradicado el analfabetismo.

Chávez muere, Maduro lo sucede

Reelegido en octubre del 2012, Chávez muere el 5 de marzo a causa de un cáncer. Su vicepresidente Nicolás Maduro gana las elecciones presidenciales en abril con el 50,62 % de los votos en un escrutinio cuestionado.

En noviembre, el Parlamento le autorizó a gobernar por decreto durante un año con el objetivo de frenar la inflación y la escasez de alimentos.

CARACAS.- Mural de Hugo Chávez y Nicolás Maduro (AFP)

Boicot a las elecciones

En 2014, una ola de protestas contra la inseguridad es reprimida violentamente durante tres meses, matando a 43 personas. El líder de la oposición Leopoldo López es sentenciado a 14 años de prisión.

En marzo, tres generales acusados de “intento de golpe” fueron arrestados. En febrero del 2015, el alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, sospechoso de haber alentado un golpe de estado, es encarcelado.

En diciembre, el precio del petróleo, que genera el 96 % de los ingresos del país, cae a su nivel más bajo en siete años, causando una grave escasez de alimentos y medicamentos. En el mismo mes, el chavismo pierde el control del Parlamento.

El 1 de abril del 2017 comienza una nueva ola de protestas que dura cuatro meses y resulta en 125 muertes. Maduro convoca una Asamblea Constituyente, elegida a fines de julio en una votación boicoteada por la oposición.

Establecida en agosto, la Asamblea Constituyente, no reconocida por una parte de la comunidad internacional, despidió a la entonces procuradora general Luisa Ortega, chavista devenida en opositora, y se atribuyó la mayoría de los poderes del Parlamento.

El 20 de mayo del 2018, Maduro fue reelegido en una elección presidencial anticipada, boicoteada por la mayoría de la oposición y no reconocida por una parte de la comunidad internacional.

CARACAS.- Cartel mostrado en una manifestación opositora el 27 de enero de 2019 (AFP)

La economía se derrumba

En julio del 2018, el FMI (Fondo Monetario Internacional) anticipa una inflación anual del 1.000.000 % y una caída del PIB del 18 %. Según la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo), la producción de crudo se redujo a la mitad en diez años.

Segundo mandato cuestionado

El Parlamento declaró ilegítimo el segundo mandato de Maduro, que comenzó el 10 de enero y prometió una amnistía para los militares que le den la espalda.

El 21 de enero, 27 soldados que ya no reconocen a Maduro como presidente se atrincheraron en un cuartel y fueron rápidamente arrestados.

El 23 de enero, durante una manifestación de oposición, el presidente del Parlamento, Juan Guaidó, se proclamó “presidente en ejercicio”, prometiendo un “gobierno de transición” y “elecciones libres”. Es rápidamente reconocido por varios países, incluyendo Estados Unidos y Ecuador. (I)

Maduro acusó a Estados Unidos de haber ordenado “un golpe de estado fascista”.

Tomado de El Universo – Ecuador

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories