En París, hombre habría perdido la mano en protesta de los ‘chalecos amarillos’

París –

Un manifestante que participaba en las protestas en París de los “chalecos amarillos” perdió una mano cuando la manifestación pasaba frente al parlamento de la capital, indicó un periodista de la AFP.

El hombre fue evacuado por los bomberos con una venda en el antebrazo, indicó la misma fuente.

Los llamados ‘street-medics’ que acompañan a los manifestantes, hablaron de una mano arrancada, cuyas imágenes fueron difundidas por la cadena rusa RT.

Aunque todavía se desconocen las causas del accidente, según un testigo que filmó el final del accidente, Cyprien Royer, la mano fue arrancada por una granada llamada de dispersión, que usó la policía para dispersar a los manifestantes cuando se acercaban a la entrada de la Asamblea Nacional.

Según el testigo, de 21 años, la víctima es un fotógrafo de los “chalecos amarillos” que estaba tomando fotos de la gente empujando las vallas que protegían la entrada del parlamento.

“Cuando los policías quisieron dispersar a la gente, recibió una granada de dispersión en la pantorrilla, quiso darle un golpe con la mano para que no explotara en su pierna pero cuando la tocó estalló”, explicó el testigo a la AFP.

“Le pusimos a un lado, llamamos a los ‘street-medics’, era feo, gritaba de dolor, ya no tenía ningún dedo, no quedaba casi nada encima de la muñeca”, afirmó.

La prefectura de policía confirmó a la AFP que un manifestante “resultó herido en la mano” y fue auxiliado por los bomberos, sin dar más detalles.

La prefectura también indicó que hacia las 14h00 [13h00 GMT) diez personas fueron detenidas.

En tanto, la policía confirmó que éste tenía una herida en la mano y lo estaban atendiendo, pero no dio más detalles.

El portavoz del departamento de bomberos, Gildas Lecoeur, dijo a The Associated Press que el herido tenía la mano ensangrentada y fue llevado al hospital. No pudo confirmar la condición actual del herido.

La policía dijo que unos 10 manifestantes han sido arrestados hasta el momento, cuando se desataron altercados entre manifestantes y policías cerca de la avenida de Campos Elíseos y la Asamblea Nacional.

La manifestación en la capital francesa pasó por la Asamblea Nacional e iba a terminar cerca de la Torre Eiffel.

Los activistas chalecos amarillos, quienes han convocado a cientos de miles de personas a las calles en los últimos tres meses, ahora tratan de conseguir una victoria electoral, pero el movimiento está políticamente dividido y no han elegido a un líder.

El presidente Emmanuel Macron, blanco de mucha de la rabia de los manifestantes, parece estar recuperando algo del apoyo que perdió mientras trataba de tranquilizar al movimiento con un debate político nacional. Unas encuestas recientes indican que mejora la aprobación de Macron. (I)

Tomado de El Universo – Ecuador

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories