Avanzan diligencias en caso de presunto abuso sexual de sacerdote en Guápulo

Quito –

El próximo 4 de marzo termina la instrucción fiscal de 30 días, que se abrió en contra del sacerdote católico Néstor Genaro B., a quien la jueza Geovanna Palacios dictó prisión preventiva.

Una evaluación psicológica sobre los rasgos de personalidad de Néstor Genaro B., párroco de la iglesia de Guápulo (Quito), y el testimonio anticipado de la víctima, fueron parte de las diligencias que realizó la Fiscalía Especializada en Violencia de Género de Pichincha, dentro de la instrucción fiscal por la presunta responsabilidad en el delito de abuso sexual que habría cometido el sacerdote a una niña de 10 años, el pasado 2 de febrero.

La Fiscalía además receptó las versiones de tres agentes de la Policía Nacional así como el testimonio de la madre de la víctima.

Según la Fiscalía, el pasado 2 de febrero, decenas de personas lanzaban insultos contra el sacerdote porque se habían enterado que durante las clases de catecismo, el clérigo habría abusado sexualmente de una niña de 10 años y lo mismo habría hecho en días anteriores con la hermana de ella, de 14 años. Tras enterarse del hecho, los moradores de Guápulo lo retuvieron y lo entregaron a las autoridades.

El 3 de febrero, la Fiscalía formuló cargos en contra del sacerdote. Se dictó la prisión preventiva y se inició la instrucción fiscal de 30 días. (I)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories