Cinco cosas que debe saber sobre la tortuga redescubierta en Fernandina (Galápagos)

El investigador Washington Tapia lideró la expedición en la que se halló un ejemplar hembra de la especie Chelonoidis phantasticus, cuyo último espécimen se había encontrado en 1906 y se creía extinto. Cuenta los pormenores de este hallazgo. 

1.- Animal Planet financió búsqueda

El canal Animal Planet financió la expedición a Fernandina en la que se encontró el ejemplar hembra de Chelonoidis phantasticus.

Las caminatas por el agreste territorio empezaron el 14 de febrero en los alrededores del sitio donde en el 2014 se encontraron heces de tortuga. Tras cruzar un trecho de 5 km de flujo de lava endurecida llegaron a un área identificada como el posible hábitat de la especie.

Los expedicionistas buscaron en esa mancha de vegetación desde las 06:15 en la cuarta jornada de la exploración. Primero encontraron excremento, cuenta Tapia. Luego visualizaron el sitio donde había dormido la noche anterior, hasta que al mediodía del 17 de febrero último, el guardaparques Jeffreys Málaga exclamó: “Wacho, tortuga”.

Estaba escondida al fondo del follaje. “Quería evitar el intenso sol”, dice Tapia. El ejemplar será el protagonista de uno de los capítulos de la serie de Animal Planet denominada Extinto o vivo, que se estrenará en el verano boreal de este año.

Según Washington Tapia (d), líder de la exploración a Fernandina, caminar un kilómetro en esa isla puede tomar hasta cuatro horas, por los barrancos. Foto: Cortesía del MAE

2.- Falta comprobar que se trata de la especie

Si bien aún no se confirma con estudios de laboratorio que el ejemplar corresponde a Chelonoidis phantasticus, cuyo último espécimen fue encontrado en 1906, todo indica que se trata de esa especie, dice Tapia. “Confío en que sí, morfológicamente es distinta a las del resto de  las islas de Galápagos. La forma del carapacho es diferente, muy similar al macho encontrado en 1906. Además, el lugar donde estaba no es un sitio frecuentado como fondeadero de embarcaciones, con lo cual la posibilidad de que algún ser humano haya tirado una tortuga viva al agua y haya logrado subir hasta este sitio es prácticamente cero”, asegura.

“Las imágenes muestran claramente a una hembra anciana con caparazón en forma de silla de montar, de la mitad a dos tercios del tamaño del macho conocido”, dice Anders Rhodin, especialista de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza  (IUCN por sus siglas en inglés), quien analizó fotos del hallazgo. 

3.- No se conoce su edad exacta

Se desconoce la edad exacta del ejemplar hallado ya que ha permanecido en estado silvestre, pero se estima que tiene más de 100 años. Pesa 20 kg y tiene un tamaño de 59,3 centímetros de largo incluyendo su caparazón curvo.

Estas características también hacen presumir que se trata de Chelonoidis phantasticus, ya que es más pequeña que el resto de las 11 especies de tortuga gigante que habitan en el archipiélago.

4.- Sin indicios de que se haya reproducido

Del ejemplar encontrado no hay evidencia de que ha construido nidos en el parche de vegetación donde estaba. Tampoco hay indicios de que se haya reproducido porque no hay rastro de un macho en la zona, explica Tapia.

La esperanza, indica, es encontrar otros ejemplares aislados en el resto de manchas de flora que hay en los 638 km² de Fernandina. “Hallamos heces y huellas antiguas que con seguridad son de otra tortuga porque estaban en un área diferente de donde hallamos el ejemplar. Esto sugiere que al menos hay una más y estoy seguro de que hay más dispersas en la isla, quizás en los lugares donde nos hace falta buscar. La actividad volcánica hace que los parches queden aislados”.

5.- $ 100.000 para hacer más exploraciones

En honor al redescubrimiento, las ONG Turtle Conservancy y Global Wildlife Conservation prometen una suma de $ 100.000 para los esfuerzos de conservación de la tortuga gigante de Fernandina, según informó Animal Planet en un email. Tapia asegura que desde hace cinco años buscan financiamiento para la búsqueda de esa especie y la recuperación de las otras que están en el resto del archipiélago.

“Se trabaja con el objetivo de restaurar todas las poblaciones posibles de tortugas a sus números y distribución histórica. Hay especies como la de Santa Fe (Chelonoidis SPP) que definitivamente no hay ninguna posibilidad de encontrar un individuo vivo con lo cual se está repoblando con un análogo ecológico, el de la isla Española”, dice. (I)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories