Soldado ecuatoriano falleció tras un disparo, reveló autopsia

Los Ríos –

La tumba donde descansará el cuerpo del soldado Wilson David Ilaquiche Gavilánez ya estaba lista la tarde de este miércoles. Una bóveda en el cementerio del cantón Valencia, en Los Ríos, fue construida por varios de sus amigos. La casa de su madre, Gloria Gavilánez, en el sector Luis Felipe Díaz, también recibía arreglos, ya que allí se realizaría este jueves su velatorio.

Los preparativos del recibimiento del cadáver los realizaban parientes y amigos, ya que su madre, tío y hermana estaban en Colombia realizando los trámites de repatriación, luego de que mediante la prueba de ADN se verificara que un cuerpo que estaba en la morgue de Tumaco era de Wilson.

Henry Sigcha, tío del militar, dijo que luego de sepultar a su sobrino pedirán respuestas a las autoridades ecuatorianas. Él asegura que les mintieron y reclamó porque no se gestionó su búsqueda en el país vecino.

Indicó que los resultados del informe de la autopsia, entregados por el Departamento de Medicina Legal de Colombia, determinan que la causa de la muerte es por un impacto de bala en el pecho.

También se detalla que el cadáver de Ilaquiche fue encontrado el 13 de julio de 2018 en la vereda Jardín Bajo, zona rural de Tumaco (Nariño). Sigcha señaló que la Policía especializada de Colombia inició la investigación por homicidio.

Los familiares del uniformado aseguran que Ilaquiche fue secuestrado y asesinado el 12 de mayo de 2018 en el poblado fronterizo de Tobar Donoso por disidentes del frente Oliver Sinisterra, liderado en ese entonces por alias Guacho (+). En esos días la situación en la frontera era peligrosa. Los datos los obtuvieron de un dirigente de Tobar Donoso.

Todo eso ocurrió cuando Wilson y otros tres soldados del destacamento militar de Tobar Donoso bajaron a un bar del pueblo. Tres vestían de civil, incluido Ilaquiche. En ese mes Guacho había declarado la guerra a Ecuador y había puesto un precio de 8.000 a 10.000 dólares por la cabeza de cada uniformado capturado.

Los testimonios recogidos por los familiares del militar indican, según su tío, que buena parte del pueblo escuchó los gritos de Ilaquiche pidiendo auxilio cuando era llevado por la fuerza por tres captores hacia una pequeña embarcación. Antes de su captura había sido sacado del bar con engaños por una mujer. Algunos revelaron que al soldado le dispararon cuando se lanzó al río en su intento por escapar y que las autoridades ecuatorianas tenían conocimiento del hecho.

Con esta información, la familia fue a Ipiales y Tumaco para ver cómo marchaba la búsqueda y ahí verificó que ningún funcionario ecuatoriano motivó acciones judiciales. Explicó el tío que ellos guardaron silencio por pedido de la Policía y Fiscalía de Ecuador “para no poner en peligro la vida de su familiar”. (I)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories