Lo que cantones, provincias y autoridades deben hacer ante una alerta naranja

Una alerta naranja se da cuando la ocurrencia de un evento peligroso, que podría afectar a la población, es muy elevado, según el manual del Comité de Operaciones de Emergencia de la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos (actualmente Servicio Nacional de Gestión Riesgos-SNGR) del Ecuador.

Ayer jueves la SNGR declaró en alerta naranja a las provincias de Manabí y Los Ríos, que en este caso se da ante los efectos ocasionados por las precipitaciones lluviosas, cuyo reporte fue entregado por el Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi).

Acciones dispuestas

– Los comités de Operaciones de Emergencia (COE) provincial y cantonal deberán implementar planes de evacuación y respuestas, así como proteger a los habitantes de las provincias declaradas en alerta naranja.

– Los gobernadores, alcaldes y coordinadores zonales deben revisar los planes de contigencia y los escenarios que se podrían presentar por el evento, según la evolución del fenómeno natural, así como las acciones necesarias para proteger a los ciudadanos.

– La Subsecretaría de Preparación y Respuesta, y la Coordinadora zonal de Gestión de Riegos deberán evaluar la necesidad de entregar la asistencia humanitaria y kits de alimentación.

– El Inamhi seguirá controlando y monitorendo las precipitaciones y la SNGR generación la  información permanente sobre los acontecimientos que se relacionan con el evento.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories