En Montecristi, madre e hija mueren en casa que visitaban

Montecristi –

Las lágrimas y la impotencia embargaban a los familiares de Geovanna Mendoza Gutiérrez, una joven de 29 años que ayer junto a su hija Bryanna, no pudo escapar del fuego que consumió su vivienda.

A esa casa de construcción mixta, en su mayoría playwood, habían llegado la noche del pasado domingo. Estaba en la ciudadela Tierra Santa, un sector perteneciente a Isabel Muentes, parroquia urbana de Montecristi. Allí habitaba Angie Chonillo Gutiérrez, la prima de Geovanna.

Los vecinos cuentan que escucharon un estallido y observaron el fuego que calcinó casi en segundos la vivienda. En ese escenario Angie salió corriendo al igual que sus hijos.

Zeneida Moreira, vecina de Angie, señaló que vieron correr a la mujer con heridas provocadas por el fuego y pidiendo que ayudaran a una prima que se encontraba adentro.

“Le dimos primeros auxilios a ella, su hija de 7 años y a su segundo hijo de 3 años. Su prima (fallecida), la había llegado a visitar ayer (domingo), pero no se pudo hacer nada”, relató Moreira.

Elena Molina, otra vecina de Angie, relató que junto a otros moradores de la ciudadela comenzaron a lanzar agua para reducir el fuego y evitar que se expanda a otras casas también de construcción mixta.

Tras verificar que tres personas salieron de la casa incendiada, los vecinos llamaron a los bomberos, pues se escuchó una explosión. “Se sintió como pequeño, algo que explotó”, señaló Molina.

La alerta del incendio la recibieron los bomberos de Montecristi a las 05:15 de ayer, según Daniel Solórzano, sargento del comando de incidentes de esta institución.

Ellos dieron atención a Angie y a su hija de 7 años, quienes presentaban quemaduras de primer y segundo grado.

Geovanny Chonillo, padre de Angie y tío de Geovanna, señaló que su sobrina había llegado con su hija de 18 meses aproximadamente la tarde del domingo anterior a pasar junto a su prima, ambas madres solteras para acompañarla como había sido una costumbre en las últimas semanas.

Dijo que su hija tiene algunas quemaduras un poco graves, pero hasta ayer en la mañana se mantenía consciente. Ella lo perdió todo. (I)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories