Tecnología, aliada ante confusión de votantes

A toda voz, Freddy Fabara, de 35 años, voceaba “infórmese, infórmese”, mientras agitaba con su brazo levantado una tableta inteligente de marca Samsung que ayer fue su instrumento de trabajo. “Unas 50 personas he atendido hasta ahora (10:30); hay confusión por cambios de recintos, muchos no sabían dónde votar”, comentó Fabara desde una esquina del colegio fiscal Provincia del Azuay, ubicado en la Circunscripción 1.

A un costo de $ 0,25 cada búsqueda, Fabara ingresaba desde su equipo al sitio web del Consejo Nacional Electoral (CNE) para dar información sobre el lugar de votación. Lo mismo hacían delegados de esa entidad y los propios electores dentro de los recintos de las parroquias de este distrito, Febres Cordero y Ximena, que reúnen a casi 800.000 votantes.

Uno de ellos, Daysi Estacio, de 33 años, se mostraba preocupada. Eran las 08:00 y le urgía encontrar su lugar de votación en la Universidad Politécnica Salesiana, pues debía volver a su casa, en el Guasmo sur, para hacer el desayuno a sus hijos. “Los pobres están sin comer”, dijo la mujer y buscó a un delegado del CNE para que le ayude con su teléfono celular.

En menos de un minuto, el servidor del CNE estaba rodeado de cinco personas que no sabían en qué mesa sufragar. Uno de los delegados se quejó por la desinformación. “Las personas no quieren gastar sus megas y por eso esperan hasta el último momento, menos mal aquí hay wifi”, dijo un coordinador que prefirió no dar su nombre.

De diferentes modelos, tamaños y colores, los dispositivos electrónicos fueron los aliados de los ciudadanos en estos comicios, y no solo para buscar el lugar de votación. Algunos también los usaron para sortear el pesado tráfico que se generó a partir de las 09:00.

Con la ayuda de la aplicación Waze, que registra el tránsito de la urbe, Diana Orozco, de 20 años y delegada de la lista 6, pudo llegar a la Unidad Educativa Alberto Perdomo. “Me vino a dejar mi papá y utilicé la app para llegar a tiempo”, contó Orozco. Su amiga, Katherine Herrera, de 27 años, dijo que usó Google Maps “porque llevaba 20 minutos perdida”.

La tecnología también ayudó a un grupo de Scouts que, a través de WhatsApp, coordinaron la venta de comida a beneficio de animales rescatados. (I)

Testimonios

Usó computadora portátil

“La idea de sacar una mesa (junto a la Universidad Politécnica Salesiana) y ofrecer información del lugar de votación fue de mi hermano, que le tocó estar en mesa. Se cobra $ 0,25 por buscar y dar el número de la junta receptora del voto. Ya llevo 20 personas a las que he dado el servicio”, Elías Vera, de 22 años, morador del barrio Centenario

Conectados por celular

“Soy coordinadora y con la ayuda del celular he estado en línea con los coordinadores de otros recintos electorales. Nos hemos enterado de las novedades que se han dado, como que faltaba material electoral en este recinto (Amarilis Fuentes). También supervisamos a los veedores de las mesas”, Jessica Fernández, de 42 años, coordinadora de la lista 5

Tomado de El Universo – Ecuador

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories