Ricaurte expuso variada gastronomía con cuyes

Cuenca –

En la rica y tradicional gastronomía azuaya el cuy asado es un platillo imprescindible. Aunque hay muchos lugares donde se prepara a este pequeño mamífero, en la parroquia rural Ricaurte es donde más se lo disfruta, según sus habitantes.

A cada paso se encuentran barrios, comunidades o familias que desde hace décadas siguen todo un proceso para la preparación del cuy.

El pasado fin de semana se desarrolló el Festival del Cuy, a propósito de la celebración de los 109 años de parroquialización de Ricaurte. En el evento participaron 38 barrios que ofertaron algo más de 3.000 animales durante la jornada.

Antes de iniciar la venta, los cuyes recibieron la bendición del sacerdote, que recorrió puesto por puesto rociando agua bendita y rezando una oración con los presentes. De ahí en más todo dependía de la sazón y las ganas de vender.

Héctor Matute pertenece al barrio La Merced y con algunas vecinas se organizó para participar en el festival. Los animales fueron donados por los vecinos y los fondos que consigan irán a un fin comunitario.

Aunque asarlo es la forma tradicional de prepararlo, Matute indicó que el sabor de los que son preparados en Ricaurte es diferente porque el cuy es de casa y no de criadero.

Con esto coincidió Aida Caguana, del barrio San Antonio, quien junto a sus vecinas aliñó los cuyes que también recibieron como donación.

Dijo que la alimentación del cuy es clave y por eso no le dan nada artificial, sino la hierba que nace en medio del maíz, trigo o cebada, que son producidos en sus mismos huertos.

Por eso, estaba segura de que en menos de cuatro horas vendería 60 cuyes entre $12 y $15 y que todo lo obtenga se destinará a un fin común, construir el atrio de la iglesia que está valorado en $ 15.000.

Tal es la importancia del cuy en la vida de los ricaurtenses que, según la presidenta encargada de la Junta Parroquial, Mayra Ñauta, un gran porcentaje de los habitantes tiene negocios relacionados a este platillo en zonas como la avenida 25 de Marzo o los barrios Buena Esperanza, María Auxiliadora, Corazón de Jesús, entre otros.

Aunque no hay una declaración oficial por alguna entidad, Ñauta refirió que Ricaurte es “la Tierra del cuy”, porque a lo largo de los años sus agricultores y habitantes han dedicado su vida a esta actividad.

La forma como se lo hace en Ricaurte coincide con un concepto incluido en una investigación del Instituto Nacional de Innovación Agraria de Perú.

Allí se menciona que “el imperio Inca se basó en principios morales que dirigían la conducta de una producción uniforme, también lo hicieron en el caso del cuy con la frase ‘Jakata Huatay Hallita Mikynayquipac’, que significa ‘cría el cuy para que te alimentes bien’”. (I)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories