Julio César Trujillo: Hicieron mal al no permitir que nombremos al contralor

El Consejo de Participación Ciudadana nombrará este martes a sus dos últimas autoridades: el defensor público y el superintendente de Bancos, como parte de sus actividades finales. Para Julio César Trujillo su labor pudo no tener ‘aciertos’.

Cuenta que en los próximos días el Comité por la Reinstitucionalización, que creó con varios políticos, se reunirá para definir los primeros textos de lo que sería una propuesta de consulta popular, con un tema principal: eliminar el CPCCS.

En tres semanas dejarán sus cargos. ¿Cómo entrega el Consejo?

Hemos cumplido en lo que nos ha sido posible. En las labores extraordinarias, en algunos casos, no hemos podido cumplir porque no hubo candidatos. En las ordinarias hemos cumplido buena parte, como es la lucha contra la corrupción que deberá continuar.

¿Pero sentaron bases para que este organismo sea diferente?

Espero que los que vienen sean mejores que nosotros y hagan mejores cosas. Hemos cumplido nuestras facultades. Cesamos casi a todos por incumplimiento en sus funciones, ahora veo que debimos cesarlos por otras cosas. No creo que las autoridades que nombramos sean perfectas. Podemos habernos equivocado.

Se ganó muchos enemigos…

Creo que los actos que hemos realizado no son punibles. Aunque algunos han de sentirse lesionados.

¿Qué error asume tras liderar la transición?

No hemos acertado en algunos nombramientos. En algunos casos nos hemos arrepentido todos los miembros del Consejo. Otras veces, algunos miembros, entre esos yo. No todos los nombramientos que hicimos son lo mejor que pudimos haber hecho. Pero así somos: imperfectos.

Y las denuncias ​que presentó la ciudadanía en contra de las autoridades cesadas. ¿Quién las va a investigar?

​Quedan muchas denuncias que no pudimos tramitar por falta de tiempo y otras por falta de elementos de juicio. Ha habido casos en que no nos entregaron información, o demoraron. Pero eso queda en los archivos ​y los historiadores se encargarán de escudriñar.

No nombraron una autoridad sensible: el contralor del Estado.

Participamos de la creencia que el contralor puede ser sustituido por un Tribunal de Cuentas. Entonces, mal podíamos designar contralor para pocos días o meses.

¿El presidente Lenín Moreno los engañó?

Él nos ofreció proponer un proyecto de ley para crear el Tribunal. Parece que el presidente cambió de parecer; y no se podía trabajar en eso, si el presidente no tenía interés.

¿Quién se beneficia?

El que podía haberse beneficiado era el contralor que está en funciones (subrogante Pablo Celi), pero ahora creo que se queda más vulnerable de lo que era cuando nosotros podíamos haberlo nombrado. Seguramente Celi y Moreno verán que al no permitir o no facilitar que nombráramos hicieron muy mal, porque dejan vulnerable al contralor.

Inició una campaña para recoger firmas y convocar a una consulta popular y eliminar el CPCCS. ¿Cuánto tiempo se demorará?

La ley nos concede seis meses. En ese tiempo se puede salvar al país de la corrupción y el pueblo va a estar feliz y dirá ‘para qué lo vamos a disolver’. Ahí podrían lucirse. (I)

Tomado de El Universo – Ecuador

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categories